Marco Aurelio Almazán: maestro de pluma fina

Estas letras que lees

Marco Almazán, con su agudeza, intenta desentrañar la compleja personalidad de mexicano.

Este viernes se conmemora un aniversario del natalicio de Marco Aurelio Almazán. Él nace un 22 de enero, pero de 1922, en el barrio de Mixcoac en la ciudad de México. Fue colaborador en diversas revistas, periódicos nacionales y extranjeros; además, escritor de numerosos guiones cinematográficos incluyendo algunos elaborados para películas del mimo de México “Cantinflas”.

Marco Almazán estudió las carreras de Arquitectura y Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México.

En 1940 marchó a Nueva Orleans, donde desempeñó el cargo de editor de la revista "South". Desde 1942 fue miembro del Servicio Exterior Mexicano; desempeñando puestos diplomáticos en Nueva York, Londres, Beirut, Líbano y Nueva Delhi, entre otras ciudades del mundo, experiencias de las que se nutrió para escribir una gran cantidad de artículos en los que hace análisis y reflexiona sobre lo que es ser mexicano en el extranjero y el ser extranjero en México.

Gracias a su análisis fresco (de aquellos tiempos) y dinámico, se le conoció como el “Filósofo de la alegría”. La cantidad de sonrisas que provocaba su lectura le valió ser leído y reconocido en gran parte del territorio nacional y en el extranjero. Si bien muchos de sus textos actualmente se encuentran fuera de tiempo, en su mayoría conservan la frescura y alegría, pues las situaciones imaginadas y creadas por Marco Almazán nos alcanzan a todos. Con su agudeza intenta desentrañar la compleja personalidad del mexicano.

Dentro de sus libros publicados, destacó principalmente “El rediezcubrimiento de México” (publicada en 1970 y llevada al cine en 1979) en el que narra las aventuras de un joven español que decide abandonarlo todo para probar suerte (y vida) en México. Almazán refleja en el personaje principal la mentalidad peninsular y la contrasta con el mexicano, logrando con esto despertar emociones contradictorias en el lector, despertando el cariño por el protagonista mientras que se identifica con el pueblo mexicano, que aparece como bello antagonista principal en la historia.

Marco Almazán escribió a lo largo de toda su vida, llegando a publicar más de una veintena de libros que tenían buena acogida entre los lectores de la época. Sin embargo, debido a problemas con los derechos de autor y las regalías correspondientes, su obra ha carecido de reediciones y reimpresiones, estando a la venta al público solamente ediciones que aparecieron cuando el autor se encontraba en vida, por lo que encontrar obras de él es complicado en librerías, quedando relegado a ferias y exposiciones individuales.

Después de un largo peregrinar por países y ciudades alrededor del mundo, Marco Aurelio Almazán regresó a México en 1971, fijando su residencia permanente en la ciudad de Mérida, donde fue nombrado Ciudadano Honorario. Después, en el año de 1988 se  le confirió la Medalla Yucatán, otorgada por el gobierno del Estado, como muestra del reconocimiento otorgado por parte de la sociedad a un gran escritor mexicano que supo siempre identificarse con la gente y el tiempo que le tocó vivir.

Marco Almazán fallece un 23 de noviembre de 1991 en Mérida, Yucatán. Este viernes 22 de enero se celebra su 99 aniversario de nacimiento.

 

"Almazán fue miembro del Servicio Exterior Mexicano, desempeñando puestos diplomáticos en Nueva York, Londres, Beirut, Líbano y Nueva Delhi, entre otras ciudades del mundo, experiencias de las que se nutrió para escribir una gran cantidad de artículos".

 

CONTACTO

[email protected]