Pequeños grupos de migrantes llegan a la Frontera Sur de Chiapas

Sergio García Sergio García

En pequeños grupos migrantes hondureños están llegando a la frontera de Guatemala con México quienes han burlado a las fuerzas de la Policía Nacional Civil y el Ejército de Guatemala para intentar ingresar a territorio nacional.

En Tecún Umán, Guatemala en la municipalidad de Ayutla, se pueden observar a decenas de extranjeros que se encuentran descansando en grupos, otros deambulando, unos más en busca de ayuda para recabar alimentos que les permita permanecer en territorio guatemalteco.

Desde hace tres días, algunos migrantes hondureños rodearon los puestos de control del gobierno de Guatemala y han llegado a los albergues o lugares de acogida en busca de refugio, pero no son aceptados únicamente les brindan alimentos, agua y un kit de limpieza.

Sergio Madariaga, originario de Santa Bárbara, Honduras, quien iba acompañado de otros 30 extranjeros, aseguró que van a esperar en ese poblado fronterizo para poder cruzar a territorio mexicano ya que su intención es poder mejorar su calidad de vida con fuentes de empleo que les pueda brindar el gobierno mexicano.

“Nos hemos venido de bus en bus al llegar a la casa del migrante nos dijeron que nuestra estancia era   temporal porque nos dijeron que venía un comando atraernos y que fuéramos breves, por lo que muchos núcleos familiares abandonaron el lugar para esconderse, afortunadamente vino el comando, pero solo a vigilar y se fue”.

A Tecún Umán, siguen llegando cientos de migrantes con la intención de reagruparse para retar a las autoridades de Guatemala y de México para aventurarse a través de las balsas y por puntos ciegos que tienen a lo largo los 700 kilómetros de la frontera sur que comparte con México y Guatemala.

Este migrante narró que su idea es establecerse en México en busca de buscar empleo, ya que el problema de Honduras es que no tienen fuentes de empleo, lo cual según el migrante los obliga a salir.

Además, remarcó que la migración Centroamérica seguirá saliendo de los países, porque la migración no la parará nadie.

El gobierno de Guatemala, en la comunidad de Ayutla, los operativos del ejército y de la Policía Nacional Civil (PNC), se han incrementado para en las calles y lugares cercanos a la casa del migrante que atiende a los extranjeros de manera temporal.

A las afueras de la casa del migrante y sobre la ribera del río Suchiate, los elementos del ejército y de la Policía Nacional Civil de ese país, también mantienen recorridos para evitar que se suban a las balsas hechizas y se aventuren a cruzar a suelo mexicano.

El padre

Las operaciones de las fuerzas de seguridad guatemalteca se han intensificado por la llegada de estos grupos de migrantes que se podrían incrementar en las próximas.

En algunas calles el ejército guatemalteco hace recorridos pie a tierra con palos y armados para evitar la aglomeración de los extranjeros en lugares públicos, casas de los migrantes negocios o en la ribera del afluente que comparte México y Guatemala.

En la Frontera sur de México, desde el pasado jueves, el gobierno mexicano reforzó la seguridad con más de 800 elementos de la Secretaría de Marina Armada de México, Guardia Nacional y del ejército mexicano y personal de migración por la posible llegada de los grupos masivos de extranjeros de honduras.

Las fuerzas mexicanas se han desplegado en los principales pasos informales del municipio de Ciudad Hidalgo, ubicado a unos metros del río Suchiate donde no dejan pasar a ningún extranjero sino cuentan con su tarjeta de visitante regional o permanente.

Este martes, un grupo de hondureños a bordo una balsa del lado de la comunidad de Ayutla, en Tecún Umán para cruzar el río grande, al llegar a la orilla de lado mexicano, los agentes de migración, guardia nacional los interceptaron y les negaron el ingreso, por lo que regresaron a Guatemala ya que se negaron a realizar su pase por el puente internacional Rodolfo Robles.

Cabe destacar, que los elementos del ejército mexicano y la Guardia Nacional mantienen recorridos en la ribera del río Suchiate y en caminos de extravío para evitar que los migrantes se internen al país.

El personal de migración, también mantiene la restricción de guatemaltecos a territorio mexicano, ya que aquel que no cuente con sus permisos no puede ingresar a suelo mexicano y es enviado a la aduana de Ciudad Hidalgo para iniciar su trámite o renovación de la tarjeta de visitante regional.