Cobrarán multas hasta de 600 mil pesos por abusos en venta de oxígeno medicinal

Advierte Profeco
Agencia Reforma Agencia Reforma

A partir del 7 de enero la Profeco inició la vigilancia del mercado con visitas en 14 establecimientos entre farmacias y distribuidores directos.

Multas por hasta 600 mil pesos podrían ser aplicadas por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en contra de quienes incurran en abusos en venta de oxígeno medicinal, artículo que en medio de la pandemia por la COVID-19 y saturación de los hospitales, se volvió de primera necesidad en muchos hogares.

La titular de la Profeco en Oaxaca, Lourdes Santiago Cruz destacó que hasta el momento no se han recibido denuncias y tampoco detectado irregularidades o incremento por parte de empresas legalmente constituidas, sin embargo, sí se observó un costo excesivo en el mercado informal y tratos entre particulares, mismos que no pueden ser sancionados por la dependencia.

A partir del 7 de enero la Profeco inició la vigilancia del mercado con visitas en 14 establecimientos entre farmacias y distribuidores directos.

“Durante los primeros días observamos un desabasto, no es que faltara oxígeno, lo que hacía falta eran los tanques. De la misma manera observamos que no hubo un incremento en los precios en los lugares en donde habitualmente se comercializa el producto. En donde si existió un incremento desproporcionado, en los tratos entre particulares a través de las redes sociales o en el comercio informal”, destacó.

 Mercado informal 

Después de las fiestas decembrinas y de inicio de año, la demanda de este producto se elevó de manera importante mientras que la falta de tanques se hizo evidente.

A partir del viernes 15 se comenzó a notar que hay más abasto garantizado, incluso -dijo- hay dos empresas que están prestando los cilindros.

Santiago Cruz indicó que han detectado venta de oxígeno en el mercado informal con costos elevados, por lo que pidió a la ciudadanía que si en un momento de desesperación por tener acceso al producto, deciden comprarlo, verificar que sea confiable porque lo que esta en riesgo es la salud.

“Necesitamos que las personas compren sus productos en el comercio formal. Para mí esto es bien difícil decírtelo, entiendo la crisis sanitaria que estamos pasando, entendemos la necesidad y la desesperación de las personas que quieren acceder a una posibilidad de esperanza de darle protección a su familiar”, dijo.

La titular de la Profeco llamó a la ciudadanía a denunciar cualquier abuso y a las empresas proveedoras a conducirse con ética y responsabilidad.

“Entendemos que en el comercio informal estén comercializando de buena fe, no se trata de perseguir a los proveedores que pongan a disposición el equipo si lo tienen. ¿Qué es lo que vamos a perseguir y no vamos a tolerar? Que quieran aprovecharse de una situación tan critica para buscar un lucro a costa de la economía de los consumidores”, resaltó.