Celebran 112 aniversario de coronación pontificia de Virgen de La Soledad

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Pedro Vázquez Villalobos dijo que el pueblo está sufriendo mucho por la pandemia.

En el 112 aniversario de su coronación pontificia, el arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos pidió ayer a Nuestra Señora de La Soledad escuchar los ruegos del pueblo de Oaxaca frente a sus desesperanzas, sobre todo, por la pandemia del coronavirus.

“Se lo pido porque venimos a encontrarnos, por supuesto, con Dios, pero muy especialmente con su madre”, asentó.

En la homilía de la misa oficiada en la Basílica de Nuestra Señora de La Soledad, sostuvo que el pueblo de Oaxaca llega a postrarse a sus plantas para decirle sus angustias, sus necesidades, sus sufrimientos, sus penas y sus dolores.

“Y María, con esa apertura de madre, los escucha, guarda sus plegarias y luego las lleva a su hijo Jesucristo”, señaló.

Por eso, rogó a Nuestra Señora de La Soledad escuchar y atender las preocupaciones y los ruegos presentados por el pueblo durante la vida.

“Acarícialos a todos ellos porque tienen un corazón sensible, porque sienten y tú sabes que nuestro pueblo, a veces, no se le ha tratado con la debida ternura, con el debido amor, con el debido respeto y con la debida veneración”, añadió.

Aunque, reconoció que algunos necesitan reconocer su culpa, porque muchos hermanos necesitan admitir su responsabilidad.

“También tienen qué decir mea culpa, porque no he mirado a mis hermanos como realmente son. Me he creído superior a ellos y no he sabido respetarlos. Me he burlado de sus culturas, de sus tradiciones, de su piedad, de su religiosidad, de su forma de hablar y de su vestir”, apuntó.

Además, suplicó a Nuestra Señora de La Soledad escuchar al pueblo porque está sufriendo mucho por la pandemia del coronavirus.

Lamentó que todavía muchas personas no crean en la existencia del coronavirus y hasta cuestionan a los sacerdotes si no tienen fe, si no creen en Dios, así como en su protección y en su auxilio.

“En todo eso creo yo, pero también creo en la pandemia, porque mis hermanos están muriendo”, refirió.

Ante esto, llamó al pueblo a atender las medidas sanitarias y no solamente pedir la intercesión de Nuestra Señora de La Soledad con su hijo Jesucristo.

“Hoy venimos ante nuestra madre a decirle: cuídame, pues ella nos dirá cuídate tú también. Cuida a mis familiares y nos dirá: ve a decirles que se cuiden. Cuida a los niños, cuida a los jóvenes, cuida a los adultos y nos dirá: diles que se cuiden”, culminó.