Un festejo pausado en Suchiapa

René AraujoRené Araujo

René AraujoRené Araujo

En Suchiapa, la madrugada del 16 de enero los parachicos realizan el tradicional recorrido a distintos hogares, donde aguardan el señor de Esquipulas y San Antonio. Debido a la pandemia la celebración ha sido cancelada; sin embargo, en redes sociales circuló un video en el que se le puede observar a hombres y niños participar con la tradicional danza del parachico.

Autoridades no se pronunciaron al respecto. Muchos músicos tradicionales, así como danzantes han decidido seguir las recomendaciones y evitar aglomeraciones.

***

En la añoranza han quedado los días de fiesta. Del 18 al 24 de enero celebran a San Sebastián Mártir con la danza tradicional y ofrendan al soldado del ejército romano y del emperador Diocleciano, quien desconociendo que era cristiano llegó a nombrarlo jefe de la primera corte de la guardia pretoriana imperial, con el júbilo del parachico y el torito y la picardía de la viejada.

Esta festividad se lleva a cabo en la ermita dispuesta en un domicilio particular.

Por las mañanas los parachicos, hombres y mujeres, son la alegría; por las tardes, viejos y viejada hacen lo propio.

Durante la ejecución se puede apreciar cómo aquellos danzantes que portan máscaras de rasgos finos levantan el sarape para realizar una faena a quien porta una máscara de torito. La alegría también se marca a través de los brincos mientras se baila.

Esta danza en Suchiapa surgió al fusionarse la cultura y región española, con las costumbres y tradiciones autóctonas; el baile representa una fiesta taurina del origen africano, en donde los participantes al compás de varios sones imitan el toreo en una forma muy especial. Cada pareja se integra con un torito y un parachico.

He aquí algunas estampas de la celebración en años anteriores.