La Astrología y los ángeles

Se dice que la astrología es la ciencia de comunicación entre ángeles y hombres; es la manera en que los ángeles informan a los hombres el estado de conciencia al que se ha elevado su alma; les indica, entre otras cosas, en qué áreas cuenta con más apoyo para cumplir con la misión que Dios le ha encomendado a su vida.

Como decía Santo Tomás de Aquino: “no recuerdo haber encontrado jamás en  las obras de los santos o de los filósofos la negación del hecho de que los planetas estén conducidos por seres espirituales… me parece que se podría demostrar que los cuerpos celestes están dirigidos por una inteligencia, sea directamente por Dios, o sea por medio de sus ángeles".

Sin embargo, esta última opinión me parece cuadrar infinitamente mejor con la afirmación de San Dionisio, según la cual, todas las cosas de la tierra están gobernadas por Dios, por medio de intermediarios”; cuando vemos el orden que existe en el  cosmos y observamos cómo absolutamente todo actúa como si cumpliera una misión específica de acuerdo al mandato Divino, podemos conocer el fondo de la enseñanza milenaria que dice: toda energía cósmica en el Universo es conducida por un ser vivo para cumplir una misión específica y definida establecida por Dios.

El plan cósmico se da por medio de una infinidad de fuerzas angélicas que laboran llevando a cabo la creación, así como su mantenimiento y supervisión; la creación es continua, jamás se detiene, cada instante se crean universos, galaxias, sistemas solares, astros, planetas, etcétera.

Cada momento hay espíritus individualizándose formando parte de la humanidad que deberá evolucionar. Y la evolución también en continua, jamás se detiene, no hay  nada estático en el universo, Dios pone los medios o intermediarios para que esto se realice y todo funcione de acuerdo a su plan.

Los ángeles son los intermediarios, son los seres inteligentes que trabajan bajo la instrucción de Dios, son los constructores de nuestro mundo, regulan las energías, las emanaciones cósmicas, las fuerzas sutiles, para que se cumpla el plan de Dios.

Los ángeles de los signos zodiacales son los doce grandes alrededor de las siete grandes emanaciones de la Trinidad; ellos son:

Aries- Malachel o Malkiel “Rey de Dios”

Tauro- Hamabiel “Grandeza de Dios”

Géminis- Amriel o Ambriel “Energía de Dios”

Cáncer- Muriel “Aroma de Dios”

Leo- Verchiel “Resplandor de Dios”

Virgo- Hamaliel “Gracia de Dios”

Libra-Uriel “Luz de Dios”

Escorpión- Barkiel “Iluminación de Dios”

Sagitario- Adnachael “Alegría de Dios”

Capricornio- Hanael “Gloria de Dios”

Acuario- Gabriel “Fortaleza de Dios”

Piscis- Barachiel “Bondad de Dios”

Dios siempre tiene sus planes para cada uno de nosotros, sólo que a veces tardamos en descubrirlos; dice Enoch: “considerad todas las luminarias de los cielos, no se apartan de su ruta, como todas nacen y se ponen, ordenadas cada una según su tiempo y no transgreden el orden. Mirad la tierra y examinad la obra en que se cumple en ella, desde el principio hasta el fin, como ninguna obra de Dios cambia en su manifestación; ved el verano y el invierno, cómo la tierra entera está llena de agua, y las nubes y el rocío y la lluvia reposan en ella”.