Termina el plazo para el Premio Aura Estrada

Abrirse camino en el mundo editorial en estos tiempos puede resultar una osadía. Como una propuesta que permitirá a escritoras jóvenes continuar con sus carreras, surgió, hace ya 12 años, el Premio Internacional de Literatura Aura Estrada, para el cual ya son las últimas semanas para aplicar.

Toni Morrison, la primera escritora afroamericana en ganar el Premio Nobel, escribió: “El Premio Aura Estrada no aminora la pérdida, pero la transforma”. Y es que este reconocimiento fue establecido en memoria de la escritora mexicana Aura Estrada, nacida en 1977 y fallecida en 2007.

El premio está abierto a todas las narradoras -mujeres diversas de todos los territorios identitarios y de tránsito- que tengan entre 18 y 35 años de edad al momento de la publicación de esta convocatoria, que escriban en español y radiquen en cualquier lugar de Latinoamérica. 

La ganadora obtiene un estipendio de 10 mil dólares y la publicación de un texto suyo en la Revista Granta en español. Se entrega bienalmente en el marco de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), uno de los encuentros literarios más importantes de Latinoamérica que cada año convoca a algunas de las escritoras y escritores más relevantes de la actualidad. 

Además, el premio incluye la oportunidad de alojarse durante periodos de hasta dos meses en cada una de las siguientes residencias de producción para escritores: Ucross en Wyoming y Ledig House en Nueva York, ambas en Estados Unidos, así como en Santa Maddalena, en la Toscana, Italia y en la ex hacienda Guadalupe, en Oaxaca, México.

Seis ediciones

Seguramente te suenan los nombres como el de: Susana Iglesias, María José Ramírez Herrera, Verónica Gerber, Liliana Colanzi, Vannesa Londoño y Natalia Trigo. Todas ellas han sido ganadoras de este premio, el cual ya lleva seis ediciones. Estas seis escritoras han visto impulsadas sus carreras, han cobrado gran notoriedad en el ámbito literario y están ya consolidadas como autoras en activo.

Conócelas

La primera ganadora del Premio Aura Estrada se anunció en 2009, en la inauguración de la 29 FILO. Susana Iglesias ganó por la obra de ficción Barracuda. Mexicana, estudió literatura en la UNAM y ha trabajado como bartender, estilista de perros, activista a favor de los perros de la calle, entre otros. 

La segunda edición del Premio fue para la mexicana María José Ramírez Herrera. Estudió Letras Hispánicas en la UNAM. Posteriormente cursó una maestría en Letras Mexicanas. Es también ilustradora, poeta, bloguera y escribe literatura infantil. Publicó su primer cuento para niños en 2009 en el periódico El Morbo.

En 2013 el premio fue para Verónica Gerber Bicecci. La artista visual que escribe ha publicado los libros Mudanza (Auieo–Taller Ditoria, 2010) y Conjunto vacío (Almadía, 2015). En otros soportes, sus piezas más recientes son: Los hablantes (Museo Amparo, 2016 y MUAC, 2014), Conferencia secreta (Hay Festival Kells y Museo MACO Oaxaca, 2015; Universidad DePaul, 2014), Poema invertido (Museo Experimental el Eco, 2013).

Liliana Colanzi ganó el premio en 2015. Periodista, narradora y editora, ha publicado los libros de cuentos Vacaciones permanentes (El Cuervo, Bolivia, 2010), Reina Negra (Argentina, 2011), Tropo (España, 2010) y La ola (Montacerdos, Santiago de Chile, 2014). Su más reciente libro es Nuestro mundo muerto (Almadía, 2016). También ha colaborado en medios como Letras Libres, El País, Buensalvaje, Etiqueta Negra, El Estado Mental y Qué Pasa.

El Premio 2017 fue para la colombiana Vanessa Londoño, quien es abogada de la Universidad del Rosario. En 2014 se mudó a Nueva York para estudiar la Maestría en Escritura Creativa de NYU, de la que se graduó con la beca MA Scholar. Trabajó como periodista del canal de noticias independiente Democracy Now! y fue editora de Literatura de Amercias Quarterly, en donde también colabora.

La más reciente ganadora, Natalia Trigo, obtuvo el galardón en 2019. Trigo es egresada de la Universidad Iberoamericana Puebla. Ha sido profesora de literatura en escuelas de nivel superior de México y Estados Unidos, además de traductora. Ha participado en publicaciones como Narrativa Vitral Contemporánea, relatos integrados en la literatura hispanoamericana y Dándole vida a los sueños, muestra de cuento universitario.

Todas ellas han visto impulsadas sus carreras gracias a la obtención del Premio, que con el estipendio, oportunidad de publicar, residencias y notoriedad, colocan a la ganadora en la mira de lectores y mundo editorial.