Los claroscuros de la producción mezcalera en Oaxaca

Aunque el mezcal está posicionando a Oaxaca a nivel internacional, la gran demanda que existe de este producto está afectando al estado, principalmente en el tema ambiental, ya que se consumen grandes cantidades de agua y madera para su producción.

Alonso Islas, procurador de recursos para el impulso de Desarrollo Social en México, detalló que las empresas que producen mezcal en el estado, no tienen una responsabilidad social, ya que deben aportar algo al lugar que están explotando.

“No digo que deben sembrar plantas o árboles, sino por ejemplo apoyar a la comunidad con proyectos duraderos, como sé que lo hace solo una de muchas empresas mezcaleras que hay en Oaxaca”, señaló. 

Bebida de moda

Destacó que el mezcal se ha convertido en una “bebida de moda” no sólo en el país, sino a nivel mundial, por lo que las empresas deben sobre explotar los recursos naturales para poder llegar a la capacidad de producción del mezcal necesario para poder comercializarse.

“Están sobre explotando los recursos naturales de Oaxaca sin medir las consecuencias y repercusiones ambientales que se puede tener”, advirtió.

No tienen regulación

El procurador de recursos afirmó que las empresas están cultivando grandes cantidades de agave para poder satisfacer las necesidades de producción, por lo que deben talar árboles; no obstante, no lo están haciendo de manera regulada.

“Sí existe un programa de extracción que por cada tanto número de árboles, se tiene el compromiso de reforestar otro más, pero la realidad es que no se está haciendo y ese es el problema”, lamentó. 

Declaró que la industria mezcalera es de las que más está devastando al estado porque está explotando los mantos acuíferos “como no lo hace ninguna industria y por lo mismo es de las grandes responsables de la desaparición de bosques”.

Admitió que aunque el mezcal está realzando la imagen de Oaxaca a nivel mundial, “está perjudicando de manera agresiva al sistema social, ecológico y medio ambiental del estado”.

Alonso detalló que las industrias no preparan la tierra de manera adecuada, ya que utilizan una técnica en la que que tumban y queman todo, por lo que “el cultivo como se está llevando en estos momentos está erosionando la tierra, devastando y contaminando los ríos y está acabando con los bosques de las laderas de los ríos, esa es la problemática”.

No solo es culpa del mezcal

Destacó que Oaxaca es un estado con el mayor número de productores agroalimentarios, por lo que están utilizando procesos que no son favorables para el medio ambiente o recursos naturales del estado. 

Por ello, afirmó que no sólo es responsabilidad directa del mezcal, sino de todas las empresas agroalimentarias como la del cacao, café, tomate, aguacate, entre otros, ya que no tienen el conocimiento de que existe la responsabilidad de tener una compensación ecológica y ambiental con el estado si se están extrayendo recursos naturales.

Asimismo, subrayó que a la mayoría de las empresas que hay en el país les hace falta la responsabilidad social, ya que “suponen o creen que apostar o invertir en el desarrollo social en el país es filantropía”.

No debe desaparecer la industria mezcalera

Alonso Islas afirmó que la industria mezcalera no debe dejar de existir, ya que forma parte de la identidad gastronómica y cultural del estado y debe fortalecerse; no obstante, debe convertirse en un hábito empresarial que se sumen al proyecto y que les ayude a tener compensación ecológica en el lugar en el que están extrayendo los recursos.

“El llamado es que haya responsabilidad social con las empresas no sólo del mezcal, sino toda la industria agroalimentaria y tener una compensación ecológica en beneficio del medio ambiente”, subrayó.