En Oaxaca, rechaza Tierra Blanca afiliación al MULTI

La asamblea de los habitantes de Tierra Blanca Copala, Juxtlahuaca, rechazó que se haya afiliado al Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULTI) y desconoció todo tipo de acuerdo o compromiso de los supuestos representantes de la comunidad.

Mediante un comunicado, sostuvo que Tierra Blanca Copala no tiene algún tipo de trato o acuerdo con Macarino García Merino y Martín Anacleto, quienes se ostentan como líderes y salvadores de la comunidad, porque los supuestos representantes Eusebio Ramírez Martínez y Gerardo Martínez García, fueron desconocidos desde hace varios meses.

“En realidad son un grupo de asesinos y delincuentes que sirven a la ambición, a la maldad y a la muerte”, asentó.

Explicó que esas personas han promovido desplazamientos y conflictos en esa localidad, incluso han llevado a habitantes de la nación triqui a manifestarse a la ciudad de Oaxaca,  para ganar dinero con la vida de todos ellos.

“Es bien sabido que el gobierno del estado les proporcionó 16 millones 500 mil pesos y terrenos para la construcción de viviendas, y aun así los tienen plantados frente al Palacio de Gobierno. Solo buscan intereses políticos y económicos ya que pertenecen al PRI”, anotó.

Además, subrayó que Macario García Merino y Martín Anacleto no aceptan una mesa de diálogo para buscar la paz de la nación triqui, porque afectan a sus intereses económicos.

“Estas personas están recibiendo dinero de políticos de los señores Rómulo Leyva, Ave María Leyva, Salvador Basante y Faustino Martínez, integrantes y asesores de un grupo de choque llamado Frente Indígena, parte del grupo político del PRI, quienes quieren obtener algún cargo con base en la violencia en la nación triqui”, asentó.

Ante esto, solicitó al Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) se haga cargo de las pláticas con el gobierno estatal y así poder buscar la paz anhelada en la zona triqui.

“Hacemos un llamado a todos estos personajes para que nos dejen vivir en paz y que si quieren dinero, que se pongan a trabajar y no de manera fácil con la sangre de nuestros hermanos triquis”, finalizó.