Tras ser levantada regresó dirigente a Acatlán

TUXTEPEC, OAX.-La historia de la señora Elvira Gómez López, dirigente del colectivo “Madres Luna”, es una narrativa de capítulos escritos con las letras del dolor y la desesperanza diaria que vive por encontrar a sus dos hijos, que asegura, fueron levantados por policías del municipio de Acatlán de Pérez Figueroa, Oaxaca.  

El 19 de septiembre del 2013 es una fecha que la señora Elvira tiene bien tatuada en su corazón, fue el día en que sus dos hijos Juan de Dios y Rodrigo de 19 y 22 años de edad, desaparecieron, después de que regresaban de Córdoba en un autobús y se bajaron en Acatlán de Pérez, para saludar a su padre.  

En ese momento todo tipo de comunicación quedó rota entre madre e hijos, momento desde el cual la señora no ha dejado de buscarlos y ha señalado que policías de esa población ubicada en la Cuenca del Papaloapan y en la zona limítrofe de los estados de Oaxaca y Veracruz, tuvieron que ver con sus desapariciones.

  La señora actualmente es dirigente del colectivo “Madres Luna” un organismo que trabaja de cerca con otras asociaciones encargadas de buscar a personas desaparecidas y la noche del jueves, un grupo de cuatro hombres armados, la sustrajeron de forma violenta del interior de su domicilio.  

Ese día regresó de la capital del estado de Veracruz, a donde acudió para participar en unas protestas en contra del gobierno, por el supuesto abandono de las investigaciones en los casos por parte de la Fiscalía General del Estado de Veracruz, a su arribo a Tierra Blanca, donde actualmente reside, fue levantada.  

Afortunadamente este viernes en horas de la mañana la señora de 50 años de edad, apareció sana y salva, presentándose en las instalaciones de la Fiscalía en donde rindió su declaración y denunció los hechos, en los que hombres armados la “levantaron” alrededor de las nueve de la noche y en presencia de una de sus hijas.