Sobreexplotación y contaminación ponen en riesgo al agua en Oaxaca

EMILIO MORALES EMILIO MORALES

A pesar que se han hecho proyectos para el rescate del agua en el estado, la falta de continuidad, compromiso y mal uso de los suelos de las autoridades, productores y oaxaqueños provocará que en 10 años el estado no tenga agua para consumo ni cultivo.

Alonso Islas, procurador de Recursos para el Impulso de Desarrollo Social en México, compartió que en 2016 comenzó a participar en un proyecto realizado por secretarías de Gobierno estatales y fundaciones en el que se dio cuenta que la falta de educación ambiental y la sobreexplotación de los suelos ha provocado la pérdida de ríos y lagos que hay en el estado.

"Las comunidades coinciden en que no tienen basureros, sistemas de recolección de basura y manejo de residuos, por lo que todo lo tiran a los ríos”.

Procurador de Recursos para el Impulso de Desarrollo Social en México

Lamentó que debido al cambio de gobierno estatal que hubo en 2018, el proyecto del rescate de las fuentes hídricas del estado terminó, pues las nuevas autoridades no le dieron el seguimiento, a pesar que estaban involucrados, tanto la parte económica, como la del proyecto.

El procurador de Recursos afirmó que aunque Oaxaca es rico en recursos naturales, las empresas que aprovechan estos recursos no tienen la educación de una compensación ecológica y ambiental, lo que está destruyendo ríos y bosques del estado.

Retos para rescatar los ríos y lagos

Relató que en 2016 cuando se unió al proyecto, este ya tenía desde 2010 tratando de realizarse, pero necesitaban encontrar el problema para hacer el rescate, por lo que se unieron la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso), las fundaciones Harp Helú, Primero Por Ti, entre otras, así como con profesionistas, por lo que contaban con actores sociales y económicos para impulsarlo.

“Empezamos desde la Mixteca Alta con la investigación de campo y todas las comunidades coinciden en que les falta educación y cultura cívica en el uso de los residuos que generan, pues no tienen basureros, sistemas de recolección de basura y manejo de residuos, por lo que todo lo tiran a los ríos”, explicó.

Señaló que otro reto que observaron fue que es necesario que los bosques cercanos a ríos se encuentren sanos, pero la situación actual es diferente, pues la mayoría han sido talados por las industrias mezcalera, cafetalera y del cacao, además que se ha hecho uso excesivo para cultivar aguacate, frijol, tomate, maíz, entre otros.

Industria mezcalera destruye al estado

Tras hacer una investigación de campo, los participantes de este proyecto se dieron cuenta que el mezcal es una de las industrias que está devastando los bosques de Oaxaca y consume mucha agua.

Admitió que aunque el mezcal está realzando la imagen de Oaxaca a nivel mundial “está perjudicando de manera agresiva al sistema social, ecológico y medio ambiental del estado”. 

“Para que un árbol comience a trabajar se necesitan 20 años y en 10 se estima que ya no tendremos agua.

Alonso Islas

Agregó que las empresas deberían tener una responsabilidad social con el estado, pues aunque no está prohibido la extracción de recursos naturales, deben cumplir el sistema de compensación ecológica, es decir, reforestar o acciones en beneficio del medio ambiente.

Saneamiento, reforestación y educación cívica, la solución

A pesar que este proyecto no lo continuaron junto con las instancias gubernamentales y fundaciones, Alonso, junto con Individuo-Comunidad Naturaleza (Inconat) A.C., han realizado algunas acciones para poder revertir el tiempo que le queda, no sólo a Oaxaca sino a todo el país, para no quedarse sin agua.

Señaló que es necesario invertir alrededor de 100 millones de pesos para reforestación de bosque de galería, principalmente con tres especies: Ahuehuete, Sauce Llorón y Palo de Águila; no obstante, esto no será tan fácil, pues necesitan recolectar semillas, pero los árboles que actualmente existen son adultos.

“Se deben recolectar un millón de semillas que deben germinar para la tarea de reforestar, pero para tratar un árbol y comenzar la reforestación se necesitan cinco años y para que un árbol comience a trabajar se necesitan 20 años y en 10 se estima que ya no tendremos agua”, advirtió.

Asimismo, subrayó que aunque se realicen estas acciones, si los oaxaqueños no tienen educación cívica, no habrá comunidades con bienestar, desarrollo social, económico y cultural, pues es la única solución para resolver todos los problemas que se tienen en las comunidades.

Luchadores sociales sin recurso

Alonso destacó que aunque hay luchadores sociales que están haciendo frente a este problema del agua, debido a la falta de apoyo económico y de la población no pueden conseguir salvar los ríos y lagos.

“Son luchadores sociales que se encuentran solos. Si a nosotros nos fue difícil y eso que estuvimos trabajando varios, a ellos les es todavía más. Trabajamos de la mano y nos fue difícil mantenerlo”, lamentó.

Afirmó que aunque hay gente con buenas ideas y buena voluntad, les falta ejecutar todos estos proyectos, además de que hay personas que sólo esperan recibir ganancias, por lo que este y otros proyectos no han funcionado en el estado.

Reforestación

100 mdp tendrían que invertirse para bosques de galería

1 millón de semillas se requieren

Son necesarios

 Ahuehuete

Sauce Llorón

Palo de Águila