Feminicidios en Oaxaca por arriba de la media nacional: Conavim

De enero a octubre 2020 se registraron 26

El nivel de violencia feminicida que existe en Oaxaca coloca a la entidad por arriba de la media nacional. Con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), la titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), Fabiola Alanís Sámano, indicó que entre enero y octubre de 2020 se registraron 26 feminicidios y 77 presuntas víctimas mujeres de homicidios dolosos.

Destacó en el panel virtual “Acciones y retos de la AVGM en Oaxaca, a dos años de su emisión” organizado por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), que las cifras colocan a la entidad con una tasa por encima de la media nacional por cada 100 mil mujeres.

Dijo que si bien esta situación se presenta a pesar de que desde 2018 fue activada la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (DAVGM), la declaratoria por sí sola no es la panacea a la violencia feminicida en la entidad.

Medidas vs violencia

Indicó que según el informe 2019 presentado por las instituciones involucradas en la AVGM, se implementaron 85 medidas de seguridad, 59 medidas de prevención, 56 medidas de justicia y reparación, así como 12 acciones adicionales, en total 201 acciones de intervención pública.

“Estas acciones implementadas desde diferentes ámbitos han sido particularmente relevantes y han abonado de alguna manera a construir y fortalecer institucionalmente la respuesta frente a la violencia y la violencia feminicida en la entidad, de tal suerte que, hay que reconocer que el Poder Legislativo promovió 162 instrumentos enfocándose en la consolidación de la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres; por su parte el Poder Judicial creó la Comisión de Derechos Humanos e Igualdad de Género y la Unidad de Género del Consejo de la Judicatura”, destacó.

Agregó que el Poder Judicial del Estado de Oaxaca emitió 863 medidas y órdenes de protección a favor de mujeres víctimas de violencia, lo que implicó un aumento de 68.8% de órdenes de protección en comparación con el 30.2% establecido en el primer informe.

“La Declaratoria de Alerta de Violencia de Género no es la panacea, no es ni mucho menos el único instrumento disponible para la prevención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres; no es ni mucho menos un castigo para los gobiernos de las entidades, pero sí es un instrumento muy valioso que abona desde nuestra perspectiva a visibilizar el fenómeno, a garantizar acciones articuladas de los tres poderes y también abona a la participación más activa de las autoridades locales y municipales en la atención del fenómeno de la violencia”, sostuvo.