Vacunas deberían atacar nuevas cepas de COVID: Salud San Cristóbal

Félix Camas Félix Camas

San Cristóbal de Las Casas.- El anestesiólogo Óscar Maldonado Nájera fue la cuarta persona en inmunizado contra el COVID-19 en el Hospital de la Mujer y al contar su experiencia, dijo tener conocimiento de que la vacuna también debería ser efectiva contra las nuevas cepas que se pudieran derivar en el futuro, aunque persiste mucha incertidumbre.

“En una nueva cepa todo está en incertidumbre, al parecer el mecanismo para lo cual se hizo esta vacuna y digamos que en teoría es la misma estructura, por así decirlo, ante la nueva cepa pero realmente es una incertidumbre y no solo para la nueva cepa, sino para la normal, por la premura de esta vacuna que se lanzó así por la necesidad, por la urgencia”.

Maldonado Nájera comentó que pese a ser vacunado es necesario el uso del cubrebocas, ya que aún hay un refuerzo que se lo aplicarán el día cuatro de febrero, “el hecho de que uno esté vacunado es que en teoría nos hace menos propensos, no se sabe con exactitud qué va pasar ni cuánto tiempo va durar la inmunidad”.

“Pero se espera que cuando menos los síntomas sean menos agresivos y no sean mortales, pero eso no excluye el uso del cubrebocas, hasta con mayor responsabilidad, si bien uno tuvo la fortuna de ser vacunado, puedo transmitir, puedo contagiar, es mi obligación cuidarme por los demás”, manifestó.

Sobre su experiencia al recibir la vacuna, narró que fue notificado la tarde del 12 de enero y fue considerado como prioridad porque en la primera ola de la pandemia tuvo contacto con el área Covid del hospital, donde reciben a mujeres sospechosas de la enfermedad, a quienes se atiende la parte obstétrica y posteriormente son canalizadas a la Clínica Covid de la Albarrada para recibir un tratamiento.

“Al momento de la vacuna nos hacen una encuesta, si no tenemos alergias, si padecemos alguna enfermedad, hay una responsiva que es la característica antes de cualquier procedimiento, porque cualquier medicamento puede desencadenar reacciones, así que se firma la responsiva de aceptación porque tampoco es obligatorio, pero yo tuve la oportunidad de ser seleccionado”.

En su caso, la vacuna la recibió en su brazo menos dominante (izquierdo), no sintió dolor y a las dos horas de ser vacunado se sentía normal, “nos toman un tiempo de 30 minutos, en ese lapso de tiempo nos toman nuestros signos vitales, nos preguntaron cómo nos sentíamos, pasó el tiempo y ya nos pudimos retirar”.

Finalmente, dijo que ha coincidido con varios médicos y colegas de varias partes de la República en que durante esta segunda ola de la pandemia se está viendo al virus más agresivo, donde incluso ha incrementado la incidencia de contagios entre jóvenes y niños.