Revela Coneval que el 66% de oaxaqueños son pobres

ARCHIVOARCHIVO

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en su Informe de Pobreza y Evaluación 2020 detalla que de acuerdo con los resultados de la medición de la pobreza 2018, el 66.4% de la población oaxaqueña vive en situación de pobreza.

Además de que este porcentaje aumentó 4.5 puntos respecto del 2008, ya que pasó de 61.8 a 66.4% lo que representa alrededor de 2 millones 700 mil oaxaqueños, colocando al estado por encima del porcentaje nacional el cual es de 41.9%.

El informe señala que de este porcentaje el 43.1% vive en pobreza moderada, mientras que el 23.3% de la población se encontraba en pobreza extrema; no obstante, señala que hubo una reducción en este segundo sector, esto debido a que disminuyó la inflación del periodo de 2014 a 2018.

En cuanto al porcentaje de personas vulnerables por carencias sociales, es decir, las personas con un ingreso superior a la línea de pobreza por ingresos, pero con una o más carencias, es de 22.5%.

Cabe señalar que el Coneval considera en pobreza a la población con al menos una carencia social e ingreso inferior al valor de la línea de pobreza por ingresos, antes línea de bienestar y que se refiere al valor total de la canasta alimentaria y de la canasta no alimentaria por persona al mes.

Por lo que señaló que en 2018, el 91.5% de la población en Oaxaca estaba en situación de pobreza o de vulnerabilidad por carencias o ingresos.

De acuerdo con las estimaciones del Coneval, el promedio de ingresos urbanos es de 3 mil pesos, mientras que el rural es de mil 941 pesos, mientras que la pobreza extrema por ingresos es mil 516 pesos en el sector urbano y el rural mil 73 pesos.

Mientras que se considera en vulnerabilidad por carencias sociales a la población con un ingreso superior a la línea de pobreza por ingresos, antes línea de bienestar, pero con una o más carencias sociales y vulnerabilidad por ingresos a la población que no padece ninguna carencia social, pero su ingreso es igual o inferior a la línea de pobreza por ingresos, antes línea de bienestar.