Preparan “regreso seguro” a las aulas en Chiapas

Daniela Grajales Daniela Grajales

FILIBERTO CRUZ MONTES, aseguró que las decisiones educativas son producto de acuerdos entre maestros, autoridades y así también padres de familia.

Filiberto Cruz Montes, director técnico de la escuela Ángel Albino Corzo, aseguró que las decisiones educativas son producto de acuerdos entre maestros, autoridades y así también padres de familia; “de manera constante estamos dialogando con los compañeros y desde luego hay que tomar las decisiones de los padres de familia”.

En tanto la Secretaría de Educación Pública (SEP) afirmó que “prepara un regreso seguro a las aulas” ante el reinicio de clases presenciales, anteriormente había dicho que este lunes 11 de enero podrían retornar a las aulas, sin embargo; los docentes de las escuelas están alistando para que todo sea posible sin arriesgar la salud de los infantes.

“Hemos estado recibiendo constantemente los comunicados de la Secretaría de Educación, en el cual, desde el inicio de la pandemia estuvieron muy atentos para el cuidado, sobre todo de nuestros niños, de nuestra población, sobre todo nuestros niños son el centro de atención”, refirió Cruz Montes.

Apuntó que, desde el 19 de marzo, Chiapas no tiene clases presenciales, debido al COVID-19, por lo que se inició la Jornada Nacional de Sana Distancia, y hasta la fecha continua, pero debido al cambio de color en el semáforo epidemiológico se pretende volver a las aulas, por lo que la Secretaria de Educación Estatal pidió a las escuelas un “Protocolo de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral"; mismo que ya fue entregado por parte de la Escuela Primaria Ángel Albino Corzo.

“La Secretaría de Educación emitió un oficio a escuelas de nivel básico solicitando le sea notificada qué escuelas cuentan ya con los protocolos sanitarios y esté certificado el personal docente de cada escuela, esto con la finalidad de que existan las condiciones sanitarias para un posible regreso a clases”.

No obstante, Cruz Montes dijo que en caso existan estas condiciones para el posible regreso a clases, serán los padres de familia quienes definirán si se realizan las clases presenciales o no, esta decisión será tomada en un consenso general de los padres de familia de cada centro escolar, al respecto de la carta responsiva que tendrán que firmar, externo que no es cuestión de las escuelas, sino que es un requisito por parte de la Secretaría de Educación; requisito que también va dentro de los protocolos de seguridad sanitaria.

Esta institución cuenta con 350 alumnos, por lo que el regreso sería de manera escalonada, así también el receso, y actividades que comprometan la salud de los estudiantes, estas acciones reiteraron que requiere de tiempo y trabajo, por lo que será de manera conjunta, padres, maestros y alumnos.

“Los protocolos, es usar cubrebocas, distancia necesaria, marcar el acceso de entrada y salida, uso constante de lavado de manos, tener lavabos en lugares estratégicos y pues todo eso necesita un análisis, para los niños el protocolo que se va a seguir es de manera escalonada, tenemos 350 niños, los horarios de clases será de manera escalonado, en recesos y todo eso requiere de tiempo y trabajo”, mencionó.

Por último, el director destacó que se está trabajando también en el mantenimiento de las aulas y; “estas medidas son para que los padres tengan la confianza que sus hijas e hijos están seguros de cero contagios, así como el personal docente tenga lo necesario para garantizar las medidas sanitarias para sus alumnos”, reafirmando que hasta el momento no hay casos de contagios ni en maestros ni alumnado.

Por otra parte, nos encontramos con los padres de familia, quienes se encuentran con la incertidumbre de mandar a sus hijos a la escuela, a pesar que el programa Aprender en Casa II, es positivo en la zona urbana, los que se ven en la necesidad de asistir a clases presenciales serán los alumnos de las zonas marginadas, donde ahí no existe rehabilitación de las aulas, ni tampoco una señal de internet.