Chiapaneco adapta receta yucateca de marquesitas

Daniela Grajales Daniela Grajales

Marquesitas son adaptadas por un joven originario de Oxchuc.

Hace aproximadamente quince años Efrain Gomez Santiz originario de Oxchuc, emigró a Playa del Carmen, donde aprendió la elaboración de “marquesitas” un postre típico de Yucatan; después de ver el éxito que tenian en la venta de este manjar opto por traerlas a Chiapas. Cuenta que lleva cinco años con sus negocios aquí en la capital chiapaneca, negocio familiar que poco a poco crece; entusiasmado relata que por ahora tiene 4 carritos marquesiteros, uno en el parque de Teran, otro en el balneario San Agustin y dos más en el conocido parque de la marimba, “es un sueño que poco a poco se esta cumpliendo, gracias a Dios”.

 

Después que se estableció en este lugar, muchos paisanos decidieron emprender con este giro, y es que al caminar por los alrededores del parque de la marimba podemos notar a decenas de carritos, con un luminoso letrero que dice: “Ricas Marquesitas”, y con una plancha de metal grande, sin duda el olor te lleva a acercarte para descubrir una delicia: un antojito dulce que se prepara al momento sobre una plancha de hierro caliente y cuyo protagonista es el delicioso queso de bola “holandés”, del que va relleno, este no es el queso holandes, aquí lo sustituyeron por el de Ocosingo.

 

Aunque todos dicen ser los originales, no hay a quien irle pues cada uno tiene su sazón, podemos encontrar marquesitas dulces y saladas, que van de los 30 a 35 pesos, en el negocio del Buen Gómez hacen descuento, si le compras más de dos.

 

Sus ingredientes base son el huevo, la leche, la harina y la mantequilla, de lo que está hecho el cono cilíndrico tipo barquillo que tanto caracteriza a la marquesita. Una vez que lo rellenan, de sus extremos salen como bigotitos de queso bola y puede llevar encima un complemento extra: nutella, mermelada y el clásico y original: la cajeta, que le concede un delicioso sabor, se trata de un gusto entre dulce y salado, nació en Yucatán y poco a poco se ha expandido hacia otros estados.

 

“Nosotros traemos otros sazones, la galleta es harina de trigo, vainilla, leche evaporada, margarina y azucar, los rellenos ustedes lo pueden escoger en nuestra carta”, nos dice Santiz al invitarnos a probar esta delicia.

 

A pesar de la competencia que hay en el lugar los que atienden las marquesitas del buen Gómez tienen una peculiar forma de atender, son muy amables y entre platica y platica ya acabaste el largo barquillo de trigo, este negocio es familiar donde se ven beneficiadas 4 familias y durante la pandemia también se vieron afectados.

 

“Hace tiempo que empezamos con este negocio, la verdad sufrimos bastante, en realidad cuando venimos aquí la gente no sabia que era las marquesitas y entonces poco a poco se empezó a conocer, la gente le explicamos, le enseñamos como se hace; ahora ya se hizo famoso aquí, aunque en los meses que estuvo cerrado el negocio que fue de febrero a junio nos afecto mucho”, añadió Efrain Gómez.


Los ingresos diarios dice que van de 300 a 350 pesos diarios, mismos que se distribuyen en la compra de los ingredientes e insumos como el gas y lo poco que queda les sirve para la comida, agregó que las autoridades les han dejado trabajar sin pagar alguna renta de piso, lo cual agradece profundamente, siempre y cuando lo hagan con la debida sanidad.

“Las autoridades nos dijeron que debemos utilizar gel antibacterial, obligatorio el cubrebocas y que nuestro changarro que esté bien limpiecito, no acercarnos a las personas y tener un empleado especial para cobrar”, puntualizó.

Entre sus ayudantes esta su pequeña hija, Yeni, tan simpática y movida, quien corre de acera a acera para traer a sus carritos marquesiteros a los compradores con su particular descuento “ dos marquesitas por 50 pesos”, así que no nos olvidemos de visitarlos cuando nos encontremos cerca del parque de la marimba, los podrás encontrar desde las 4 de la tarde hasta las 7 de la noche en la esquina de una famosa agencia de viajes, contra esquina del parque de la marimba, de 7 de la tarde a 9 de la noche se encuentran  en la esquina de la segunda norte y 9ª poniente, y su último horario es de 9 de la noche en adelante vuelven contra esquina del parque de la marimba.

Lo que se puede ver es que los ciudadanos han adoptado este nuevo postre que incluso lo puedes llevar como servicio privado en cualquier evento social, si piensas visitar estos alrededores no puedas pasar la oportunidad de probar unas deliciosas marquesitas, las cuales estamos seguros te dejarán fascinado con su increíble sabor.