La Furia, un gigante rudo de Oaxaca

Otro de los rudos que por adentrarse en su personaje, es La Furia, mismo que dejó constancia de su paso por las diferentes arenas, demostrando dedicación, constancia y entrega.

Su primer contacto con la lucha libre fue como aficionado asiduo a las funciones que se realizaban en la Arena Oaxaca, hoy Casa de los Deportes y después en el Deportivo Bomberos de la calle de Xicoténcatl. 

Su decisión de aprender y practicar esta disciplina, fue  en el año de 1979, llegó al gimnasio que funcionaba en la calle de Colón, bajo la instrucción de Johny Camper, donde llegaban a entrenar elementos de experiencia veía en las arenas a las que asistía y quienes le compartían su experiencia en los entrenamientos, los cuales se caracterizaban en ser agotadoras sesiones que consistían en calistenia, acondicionamiento físico, tumbling, lucha olímpica, grecorromana, intercolegial y lucha libre profesional.

Cuando se dominaban estas bases, lo cual por desgracia no sucede hoy en día, los instructores consideraban aptos, para que los alumnos presentaran su examen para obtener su licencia de luchador profesional y después de esto recibir la oportunidad de debutar. 

En el caso de este luchador, recibió su oportunidad después de tres años de intensos entrenamientos, siendo en el año de 1981, llevando de pareja a su instructor Johny Camper para enfrentar a Caballero del Tiempo y Jungla Tercero en San Antonio de la Cal,  y la suerte no le favoreció en esa ocasión ya que los ídolos los derrotaron.

El gladiador es admirador de los Wagner, siempre ha practicado el estilo rudo, con sus 127 Kilogramos de peso y un metro con 68 centímetros de estatura.

Antes de ingresar al elenco de promociones Luna que para entonces eran escasas las oportunidades, se hacía llamar El Furioso, por lo que al ingresar a la Arena San Francisco lo dejó solo como La Furia. 

Fue en esa arena donde vivió sus mejores momentos de su trayectoria deportiva, donde sostuvo rivalidades con Challenger, Ray Alcantara, El Increíble y Relámpago Gómez, además que formó grandes alianzas con Amadeus, Tony Cisneros, Ultratumba, Cuervo Azul, Martín El Loco, Zorro Segundo, y la Momia Yucateca.

Consideró como su mejor pareja a Amadeus, con quien conquistó el Campeonato de Parejas del estado en 1986; su mejor rival fue Challenger con el que brindó grandes encuentros en busca de la supremacía, ya que ante no bastaba decir ser el mejor sino demostrarlo sobre el ring y convencer al conocedor público que asistía a la Arena.

En el año de 1987 en la Arena San Francisco, tuvo las que consideró la más difícil y sangrienta batalla, cuando con Amadeus enfrentó a Ray Alcántara y  Challenger.