Recuerdan al poeta mixteco Modesto Hilario López

HEROICA CIUDAD DE TLAXIACO, Oaxaca.- El maestro de primaria, comunicador y poeta, originario de Santa María Cuquila, Tlaxiaco, Modesto Hilario López, será recordado por su labor lingüística, siempre resaltando la belleza y la fortaleza de la mujer indígena, reconociendo en cada poema el trabajo diario, la ardua labor en el campo y la familia.

El profesor indígena falleció en diciembre de 2020; antes de su partida, fue reconocido con el premio “CaSa de Creación Literaria 2020” por difundir la filosofía del idioma Mixteco, luego de recorrero comunidades nativas alejadas de toda “civilización”, donde la paz y tranquilidad se reflejó en cada uno de sus trabajos, describió la frescura del bosque, los cerros, animales, haciendo de la soledad su fiel compañera.

“Sentimiento Ñuu Savi” es una serie de 13 poemas en la lengua materna (Mixteco), traducidos al español, del maestro bilingüe, Modesto Hilario López; con esta creación literaria buscó preservar la filosofía, pensamiento y la palabra escrita del Tu’ un Savi (Mixteco).

Días antes de su partida, el profesor bilingüe indicó que este trabajo “es un lugar al amor, a la valentía de los Ñuu Savi y a la cultura de mis antepasados”, pues fortalecerá aún más los conocimientos ancestrales de nuestros pueblos y la lucha incansable porque nuestra lengua madre el Tu'un Savi, viva por siempre entre nuestras nuevas generaciones.

Dentro de sus obras escritas, deja el testimonio de la ceremonia del casamiento, la vestimenta de las mujeres usando el rollo y huipil, el tequio, la gueza y el nombramiento democrático de sus autoridades para dirigir los trabajos de la comunidad, dio a conocer en su momento el autor de esta obra literaria.

El maestro rural enseñó a las niñas y niños, a amar su lengua materna, escribir con ella, dentro y fuera de la comunidad; a reflejar las comunidades alejadas fuera de lo urbano, donde gana la nostalgia, en la montaña donde se está sin ver a la familia; donde escasea la comida, pero donde existe la armonía, con la naturaleza y respeto al ser humano y a las especies vivas que están con nosotros.

Modesto Hilario López, quien se hizo llamar “ñani ñaña” (hermano jaguar), sufrió los embates de la discriminación; señalaba que por este motivo, muchos habitantes de la Mixteca dejaron a un lado la lengua materna.