El norteamericano Marty Southers afirma: “el beisbol me dio una gran lección de vida”

Juchitán de Zaragoza, Oaxaca.- Grandes peloteros fueron los que llegaron al beisbol del istmo en la segunda mitad de la década de los 80, entre estos llegó el pitcher norteamericano Marty Southers quien con su tremenda labor monticular encaminó a los Ángeles de Ixtepec ganar el campeonato.

A Souters lo que le interesaba era ganar, tanto que quería lanzar en todos los juegos, se encariñó con la pelota del istmo que dio todo lo que su brazo le permitía, pero esto le costó caro, se lastimó y perdió la oportunidad de llegar a jugar en Grandes Ligas.

Teniendo de traductor a Andrés de Luna quien fue compañero de Marty en Ángeles, hicimos la presente entrevista.

¿Cuál es su lugar de origen y qué lo motivó a jugar béisbol?

Nací en Vincennes, Indiana el 20 de enero de 1962; el mayor de 6 hijos  de padres  Raymond y Charlotte Southers; me inspiré en el béisbol cuando tenía 7 años viendo Mickey Lolich lanzar en el béisbol de Ligas Mayores que televisaban todos los sábados por las tardes.

¿Cómo llega al béisbol mexicano, y a Ixtepec?

Las circunstancias llegaron en 1984 cuando fui invitado por Acuña y Laredo antes de ir a Ixtepec; fui invitado a jugar para Ixtepec mientras jugaba en Acuña, lo que me motivó fue llegar a jugar a un nivel superior. 

¿Qué tal el recibimiento de los compañeros en Ángeles de Ixtepec?

Fui recibido por el equipo con los brazos abiertos, y significó todo para mí el llevar el campeonato a la gente maravillosa de Ixtepec.

¿Qué opinas de la afición de Ixtepec?

Los aficionados eran increíbles, siempre nos apoyaron dentro y fuera de casa.

Qué opinión tienes del nivel de la Liga y el campeonato ganado?

Me sorprendió mucho el nivel de juego en esa Liga; tuvimos increíble química entre los compañeros, excelente mánager y una actitud de  nunca rendirnos.

¿Qué satisfacciones te dejó el béisbol del istmo?

Tuve la bendición de jugar ese año y lancé un montón de entradas, incluyendo juegos 6 y 7 que se jugaron el mismo día. 

¿Qué enseñanzas te dejó el beisbol?

El beisbol me dio una gran lección de vida, sobre el trabajo en equipo hacia el mismo objetivo de ganar.

¿Luego de estar en Ixtepec, dónde más jugaste?

Después de haber conseguido el campeonato con Ixtepec, fui invitado a probar suerte con los Cachorros de Chicago; desafortunadamente mi hombro aún estaba lastimado desde el día que lancé los últimos dos juegos de campeonato en Ixtepec, lo cual también terminó con mi carrera profesional.