Tiene Cruz Azul nuevo gerente en Lagunas, Oaxaca

SALINA CRUZ, Oaxaca.- Mario Francisco Morán Lagunes tomó posesión ayer como gerente general de la planta cementera de la cooperativa La Cruz Azul SCL con sede en la localidad de Lagunas, perteneciente al municipio de El Barrio de la Soledad, en la zona norte de la región istmeña.

Dicho nombramiento se concretó este lunes en el marco del 79 aniversario del inicio de operaciones de dicha cementera, y es uno de los primeros acontecimientos importantes bajo la directiva de José Antonio Marín, como presidente del Consejo de Administración de La Cruz Azul, tras la renuncia de Guillermo Álvarez Cuevas, quien es investigado por diversos delitos cometidos, presuntamente, en perjuicio de la propia cooperativa.

Morán Lagunes sustituye en el cargo a Pablo Reséndiz García, identificado este último como una de las personas más cercanas a Álvarez Cuevas.

Cabe destacar que desde hace unos tres años, la cooperativa La Cruz Azul se encuentra inmersa en una serie de procedimientos administrativos y jurídicos, tras conocerse una serie de irregularidades cometidas por Guillermo Álvarez Cuevas y una red de operadores al interior de la empresa cementera, el Club Deportivo y diversas empresas del denominado Núcleo Cooperativo.

En julio pasado se dio a conocer la emisión de órdenes de aprehensión en contra de Guillermo Álvarez Cuevas, Víctor Garcés Rojo y otros exdirectivos de la cooperativa, por delitos como delincuencia organizada y enriquecimiento ilícito.

El fin de semana, incluso, en la capital del país y muy cerca de las oficinas generales de La Cruz Azul, apareció un espectacular en el que se convocó a participar en la localización de los exdirectivos que se consideran prófugos de la justicia.

En octubre, tras pretender llevar a cabo una diligencia judicial en las instalaciones de Lagunas, se registró una trifulca al interior de la cementera que tuvo como saldo un muerto y varios heridos con arma blanca, tras registrarse un enfrentamiento entre simpatizantes de Guillermo Álvarez Cuevas y socios y trabajadores que respaldan a la nueva directiva.

Ayer, el movimiento denominado Socios por la Transparencia e integrado por socios activos y jubilados, así como por sus familias y trabajadores del Grupo Azul, el Club Deportivo y otras compañías, integraron un contingente de al menos 600 personas y echaron al último reducto de Pablo Reséndiz García de las instalaciones cementeras.

Vía telefónica, en una reunión con más de 40 socios que tomaron la gerencia de planta, José Antonio Marín dio posesión del cargo a Mario Francisco Morán Lagunes y ordenó la restitución de 10 socios que “indebidamente” fueron suspendidos por la administración de Reséndiz García. 

Tras la realización de un acto cívico para conmemorar los 79 años del inicio de operaciones de la planta en Lagunas, el contingente brindó un minuto de aplausos a Oliverio Guerrero Trujillo, socio fallecido durante la trifulca suscitada el año pasado.