Invita obispo de Tehuantepec, Oaxaca, a seguir a Jesús, no al dinero

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- El obispo de Tehuantepec, Crispín Ojeda Márquez, animó a los católicos a seguir la verdadera estrella que lleva Jesús y no las que aparentan los placeres de la vida como el éxito o el dinero.

Durante la misa de la Epifanía del Señor, este domingo 3 de enero, en la capilla anexa a la iglesia de Santo Domingo de Guzmán, Ojeda Márquez refirió en su mensaje, según el libro de San Mateo, que sin las escrituras de los judíos, el mundo no conocería a Cristo.

Por eso, el rey Herodes convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas para que le dijeran conforme a las Escrituras, dónde tenía que nacer el Mesías.

El obispo pidió a la comunidad católica a no ser como Scrooge, un hombre avaro, tacaño y solitario, que no celebraba la Navidad, y sólo pensaba en ganar dinero, según el Cuento de Navidad de Charles Dickens.

El personaje del cuento siempre miraba hacia el suelo, pero si hubiera levantado la cabeza, habría descubierto las necesidades de las demás personas y ver por sí mismo la estrella que guió a los Magos de Oriente a la humilde casa de Belén.

"Esta historia infantil, nos ofrece un gran mensaje. Nosotros también tenemos que levantar la cabeza para descubrir al prójimo que necesita de nosotros. Sobre todo, necesitamos alzar la mirada para descubrir a Jesucristo, nuestra estrella y luz".

Estrellas fugaces atraen a millones

El jerarca de la Iglesia Católica mencionó también que el Papa Francisco en el 2018 en la fiesta de la Epifanía, expresó que hoy existen muchas estrellas fugaces que atraen a millones de personas. Esas estrellas son los bienes materiales, los placeres y el poder.

"Como buenos católicos no debemos olvidar a la estrella que nunca se apaga, que conduce e ilumina el camino hacia la verdadera felicidad que está en Cristo Jesús".

La Iglesia no sólo centra su interés en la tradición de la rosca de reyes, el chocolate, los regalos, y otros, sino que quiere que celebremos en la misa del día del Señor, que no siempre coincide el 6 de enero.