Presidenta municipal de Tehuantepec y su familia celebra boda civil pese a pandemia por COVID

A pesar de la prohibición de fiestas por el incremento de contagios de COVID-19, la familia de la presidenta de Santo Domingo Tehuantepec, Vilma Martínez Cortés, celebró este sábado la boda por lo civil de Reyna Martínez Cortés con el actual regidor de Turismo del cabildo de ese municipio istmeño, Melquiades Ruiz.

Los Servicios de Salud de Oaxaca reiteraron que la prohibición de todas las festividades siguen prohibidas durante este mes, pero no hicieron alusión a la sanción o qué acción se puede implementar en contra de una autoridad municipal que participa en un reunión de más de 200 personas sin respeto a las medidas de prevención.

En julio pasado, durante la etapa más álgida de la pandemia, el presidente municipal de San Antonino Castillo Velasco, Esteban Abel Sánchez Campos, fue denunciado por los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) ante la Fiscalía General de Justicia del Estado por mantener abierto el baratillo, como se le conoce al lugar donde se comercializan animales en pie.

Por el delito de propagación de enfermedad, contemplado en la fracción primera del artículo 193 del Código Penal vigente en Oaxaca, también se interpuso una denuncia en contra del presidente de San Pedro Ixtlahuaca, Manuel Duarte Pérez, quien se negó a suspender las actividades por la fiesta patronal.

Sin embargo, de ninguno de los dos casos se han dado a conocer avances en las investigaciones o alguna sanción en concreto. La fiesta en la que participó la presidenta de Tehuantepec, Vilma Martínez Cortés, tuvo lugar el sábado pasado en el salón La Zapoteca.

Se estima que alrededor de 300 personas asistieron a esa boda por lo civil, donde se cumplió con todo el ritual que marcan las tradiciones istmeñas, incluyendo el baile de un vals por parte de la pareja de contrayentes.

En los videos difundidos en las plataformas digitales para exhibir a la familia de la presidenta, es evidente que quienes asistieron no respetaron la sana distancia, ni utilizaban cubrebocas, medidas básicas para prevenir contagios de COVID-19.

Al corte del domingo, ese municipio acumulaba 327 personas con diagnóstico confirmatorio de COVID-19, de las cuales 44 han perdido la vida, por lo que su índice de letalidad es del 13.5 por ciento, superior al del 8.8 por ciento en el país y del 7.5 por ciento en Oaxaca.

Aunque se le pidió una entrevista a la presidenta Vilma Martínez para conocer su postura, hasta el cierre de esta edición no había contestado las llamadas ni los mensajes de texto vía whatsapp.

Se difundieron también videos de la presidenta municipal de San Pedro Pochutla, Saymi Pineda Velasco, bailando en una fiesta de una quinceañera, la cual se realizó el sábado en Puerto Ángel. Ese municipio de la costa acumula 142 casos de COVID-19 y 16 defunciones.