Daniel Martínez Galindo: pintor oaxaqueño y maestro del color

Personajes, lugares, casos y cosas de Oaxaca

El ser humano necesita permanentemente nuevas formas de representación acordes al tiempo en que se está desenvolviendo; y la pintura y la escultura de Daniel Martínez Galindo se vuelve próxima a las personas por las formas, el volumen y el colorido de sus obras.

¿Pero, quién es Daniel Martínez Galindo? Al respecto nos dice:

"Soy un artista oaxaqueño nacido en esta hermosa capital, y he desarrollado diferentes disciplinas en artes plásticas, como la gráfica, la pintura y la escultura".

"Mis inicios se dieron en el taller de mi casa, ya que por un lado mi madre era aficionada al arte y mi padre era un creativo que tenía la habilidad de trabajar con varios materiales.

"Soy el hijo menor de 11 hermanos y los mayores todos desarrollaban diferentes actividades como pintura, fotografía, trabajo en hoja de lata, creación de objetos elaborados con material de reúso, herrería, serigrafía, repostería, cocina; en mi hogar siempre existió un ambiente propicio para este tipo de tareas; y yo, desde muy pequeño, tuve curiosidad y habilidades que me facilitaban hacer personajes con plastilina.

"Después tuve la oportunidad de asistir a la Casa de la Cultura Oaxaqueña. Ya de joven me trasladé al estado de Querétaro, donde afortunadamente me relacioné con un grupo de artistas, entre pintores, músicos, escritores y poetas, quienes se convirtieron en maestos y amigos.

"Regreso a Oaxaca y continúo llevando a cabo actividades aisladas de pintura, serigrafía y trabajos sencillos de madera. En este recorrido obtuve algunos premios; sin embargo, en los últimos años retomo con mayor seriedad las disciplinas y empiezo a trabajar intensamente impartiendo a niñas, niños, adolescentes y adultos, talleres de pintura, cerámica y elaboración de lámparas de papel, invitado por diferentes dependencias e instituciones; todo esto me permitió llenarme de energía, retroalimentarme y establecer mi propio taller, en donde la cerámica intervenida fue la técnica que me posibilitó exponer mis piezas en varios lugares de la capital, en algunos lugares de la Ciudad de México y que las esculturas fueran apreciadas por personas de otros países.

"Actualmente tengo la satisfacción de dominar distintas técnicas, y se me ha facilitado pintar murales de gran tamaño. Estas maravillosas experiencias se han vuelto parte esencial de mi vida".

-¿Qué piensa del arte actual mexicano?  

-Desde mi perspectiva puedo decir que el arte actual mexicano tiene mucha calidad y diversidad gracias a que vivimos en un mundo con mayor acceso a la información, logrando siempre su objetivo: sensibilizar a través de la línea, el color y las ideas; mi mejor experiencia como artista mexicano ha sido expresarme con libertad, crear y recrear, descubrir, ser espontáneo, persistente y apasionado, defendiendo siempre lo que me gusta. El arte mexicano tiene una característica única, diversa y especial.

-¿Qué son los Xacos y porqué el nombre?

-Son personajes elaborados con  barro, que pasan a través de un proceso de cocimiento, para después intervenirlos con diversos materiales, ideas y colores característicos inspirados en la cultura oaxaqueña; es decir, son esculturas únicas, con un toque original en donde se aprecia claramente la transformación de los materiales. La palabra Xaco se genera en una conversación con el compositor y músico queretano Juan Carreón, un gran amigo que al preguntarme por el nombre de mis personajes y no encontrar respuesta de mi parte, me sugirió llamarlos Xacos; y lo consideré apropiado porque me parece una forma de reivindicar la palabra, ya que por años se ha utilizado en forma despectiva, y a partir de ese momento mis personajes se llaman Xacos.

"El barro para mí es sumamente interesante, pues en él se integran los elementos de la naturaleza como la tierra, el fuego y el aire, indispensables para la vida; ser artista en este sistema no es sencillo, se trata de no darte por vencido, de escuchar tu voz interior, de enfrentarte al mundo donde la creatividad no está presente, insistir, insistir, insistir, siendo la perseverancia la actitud fundamental para lograr lo que queremos".

Así nos despedimos de este gran artista plástico que hace de la forma y el color el principal ingrediente de su vida. 

 

"Ser artista en este sistema no es sencillo, se trata de no darte por vencido, de escuchar tu voz interior, de enfrentarte al mundo donde la creatividad no está presente, insistir, insistir, insistir, siendo la perseverancia la actitud fundamental para lograr lo que queremos".

Daniel Martínez Galindo, artista plástico.