No se permitirá el ingreso a las iglesias durante las festividades de las vírgenes en Oaxaca: Arzobispo

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos informó que oficiará las misas de las festividades de las vírgenes de Juquila, Guadalupe y Soledad a puerta cerrada para evitar el contagio y la propagación del coronavirus.

El pastor religioso expuso que esta decisión responde a la recomendación de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) para celebrar estas festividades con responsabilidad y así no se convierta en riesgo de contagio.

“Es para evitar todo tipo de aglomeraciones, riesgos y contagios”, asentó.

Por eso, explicó que la misa por la festividad de Nuestra Señora la Inmaculada Virgen de Juquila, el 8 de diciembre en el Santuario de la Reconciliación y la Paz, no tendrá presencia de fieles.

Además, detalló que la misa por el festejo de Nuestra Señora de Guadalupe, el 12 de diciembre, en el santuario localizado en esta ciudad, también se desarrollará a puerta cerrada.

De esta manera, convocó a los católicos a orar, encomendarse y dedicarle sus ruegos frente a la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe localizada en su casa.

“Encuéntrese con ella, ahí los está acompañando. A lo mejor tiene a un Juan Bernardino enfermo en su casa, haga las veces de Juan Diego y pida por su salud, seguramente ella alcanzará la gracia de parte de su hijo para sanarlo”, anotó.

Mencionó que la misa por la festividad de Nuestra Señora de la Soledad, el 18 de diciembre, en la conmemoración de los 400 años de la llegada de la imagen de la Patrona de los oaxaqueños, también se oficiará sin la presencia de fieles.

“Todo será a puerta cerrada”, remarcó.

Sin embargo, destacó que las misas serán transmitidas por redes sociales, especialmente en la página de Facebook de la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca.

“Ningún inmueble va a estar abierto, solamente estaré yo, el coro y el equipo técnico para la transmisión”, añadió.

Aparte de esto, pidió a los católicos no celebrar este año Las Posadas, como sucedía anteriormente, para evitar igualmente el contagio y la propagación de la pandemia.

También requirió celebrar el nacimiento del Señor en casa y solamente con la presencia de la familia.

“Nada de invitar a todo el mundo como antes, hay que cuidar a abuelos, hay que cuidar a los papás, los hijos también se tienen que cuidar”, indicó.

Vázquez Villalobos dijo que este 2020 debe recordarse y sacar un aprendizaje de la necesidad de cuidarse y cuidar a los demás, porque cambió la vida a todos.

“Espero que sea un aprendizaje para bien, porque de lo contrario, de qué sirvió todo lo que ha pasado”, terminó.