Cumplen policías de San Cristóbal con el programa de formación continua

Félix Camas Félix Camas

Elementos de la Policía Municipal participaron en el taller de prevención de la tortura “Malos Tratos y Abuso de Autoridad”.

San Cristóbal de Las Casas.- Elementos de la Policía Municipal participaron en el taller de prevención de la tortura “Malos Tratos y Abuso de Autoridad”, lo cual tiene el objetivo de mejorar la actuación de la corporación, apegada a principios de legalidad y de respeto a los Derechos Humanos de las personas.

Al respecto, la Dirección de la Policía de San Cristóbal de Las Casas resaltó que como parte de su programa de formación continua, los elementos de esta corporación participan en actividades de capacitación y adiestramiento, impartidos por Guardia Nacional, Fiscalía General de la República, Fiscalía General del Estado y del Instituto de Formación Policial de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, entre otros organismos.

“Con ello se fortalece los principios de legalidad, proporcionalidad y necesidad en el uso de la fuerza, que rigen el ejercicio de sus funciones. Más del 90 por ciento de los elementos que conforman el Estado de Fuerza está debidamente certificado y solo el 10 por ciento –que corresponde a personal de nuevo ingreso- se encuentra en proceso de evaluación ante el Centro Estatal de Control de Confianza Certificado”.

Y es que de acuerdo con el nuevo Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica, que tiene por objeto fortalecer a instancias estatales y municipales, la policía de San Cristóbal de Las Casas alineó sus funciones en siete ejes estratégicos: proximidad social, patrullajes preventivos, estado de fuerza óptimo, atención a víctimas, recepción de denuncias, trabajo en favor de la comunidad e investigación bajo conducción y mando del ministerio público.

La corporación precisó que ha permitido una articulación efectiva para prevenir los delitos en la ciudad, disminuir la incidencia delictiva, mejorar la percepción sobre la seguridad y, sobre todo, incrementar progresivamente el nivel de confianza de la ciudadanía en las instituciones de seguridad.