En Tuxtla Gutiérrez, consumo local es la fórmula de reactivación económica

Daniela Grajales Daniela Grajales

LA CANACO reiteró su llamado para priorizar el cuidado de la salud de sus afiliados, colaboradores y consumidores

Desde el inicio de la contingencia por COVID-19, la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo de Tuxtla Gutiérrez, reiteró su llamado para priorizar el cuidado de la salud de sus afiliados, colaboradores y consumidores, por ello, convocó nuevamente a todos sus socios y a la sociedad en general, a seguir aplicando los protocolos de prevención de contagio en sus establecimientos, recordando que el semáforo sanitario verde declarado por las autoridades, no significa que el virus ya no exista en el estado.

La prevención siempre será el mejor aliado para evitar un retroceso en la semaforización, es importante trabajar como equipo para poder lograr un repunte económico y no un repunte en contagios, es por ello que, durante la temporada comercial decembrina, es fundamental brindar confianza a los consumidores que visitarán un comercio seguro para su salud, lo que se convertirá en una valiosa herramienta en generar un repunte económico.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Tuxtla Gutiérrez, Rafael Sánchez Zebadúa convocó nuevamente a todos los socios y a la sociedad en general, a seguir aplicando los protocolos de prevención de contagio del COVID-19 en sus establecimientos, durante la temporada comercial decembrina, para brindar confianza a los consumidores que visitarán un comercio seguro para su salud, lo que se convertirá en una valiosa herramienta en generar un repunte económico.

La mejor fórmula para reactivar la economía regional es comprar productos y servicios locales respetando siempre las medidas sanitarias para que el semáforo epidemiológico por COVID-19 se mantenga en verde.

El sector empresarial mantiene la esperanza de una recuperación económica a corto y a mediano plazo, pero esta vendrá si los proveedores de bienes y servicios cuentan con el apoyo y la solidaridad de los consumidores.

Por su parte David Zamora Rincón, secretario de Desarrollo económico de Tuxtla Gutiérrez explica que si cada familia chiapaneca hiciera el compromiso de comprar productos y servicios en la tiendita de la esquina con el emprendedor, amigo o vecino se estaría gestando una cadena de valor de gran alcance.

“Ponle que el 20% pudiera estar consumiendo 100 pesos semanales estaríamos hablando de una derrama económica de cerca de 2 millones de pesos semanales, al mes serían 6 millones de pesos, 72 millones de pesos al año inyectaríamos directamente a nuestra economía, de este tamaño es el poder de compra que tenemos los ciudadanos cuando nos juntamos y nos canalizamos a las tiendas locales”, mencionó Zamora Rincón.

El funcionario municipal indicó que el consumo local es una fórmula que debe impulsarse en apoyo a los sectores productivos que fueron severamente afectados por las medidas de restricción impuestas en tiempos de la pandemia por COVID-19

“Aprovechemos las marcas locales, los productos, los establecimientos locales para coadyuvar en la reactivación económica”, apuntó.

Otra consideración muy importante que apoya en gran medida la recuperación de los sectores productivos, es que la población continúa aplicando las medidas sanitarias para cortar las cadenas de contagio del mortal virus para que el semáforo epidemiológico permanezca en verde.