"Danyka: Mar de Fondo", el filme de Michael Rowe que muestra una atracción inminente

"Danyka: Mar de Fondo" llegó a los cines mexicanos.

CIUDAD DE MéXICO.- Cuando dos mentes afines se encuentran, sin importar la edad, la atracción es inminente, así lo comprueba Armando (Demián Bichir), un escritor que alejado de su rutina en la ciudad escapa un día a la playa, donde conoce a una adolescente de nombre Danyka (Sasha González), de la que quedar· inevitablemente hipnotizado en el filme "Danyka: Mar de Fondo", de Michael Rowe.

"Yo ya admiraba el cine de Rowe antes de conocerlo, antes de que él me mandara este guion, con su trabajo en Año Bisiesto me llamó mucho la atención cómo un cineasta hombre podía definir tan bien a un personaje femenino y lo vuelve a hacer con Danyka.

"Crea a un personaje complejo, poderoso, lleno de retos, no sólo para ella sino para su entorno y sin duda alguna para el espectador, y cuando leí el guion además encontré en Armando muchos elementos que yo no había explorado antes y que significaban un reto para mÌ, estirar la liga y además adentrarme a un proyecto en español", compartió Bichir en entrevista.

La trama, que marca el regreso del actor a una producción nacional, juega con el deseo entre estos dos seres con edades completamente alejadas, sin embargo asegura que nunca temieron por la controversia que podría generar, pues se centra únicamente en retratar la química que existe entre sus protagonistas, sin necesidad de algo físico.

"Danyka sabe cuál es el efecto que causa en los hombres, conoce esa herramienta tan poderosa, sin embargo no está en los planes de Armando y para mí esa es la gran virtud de la película, Armando no es un depredador sexual y mucho menos de menores.

"Es un solitario, un ermitaño dedicado a sus libros que no sale ni a la esquina, entonces cuando estos dos seres humanos tan opuestos empatizan de esa manera y a través del intelecto, que es el órgano más seductor que hay, porque no hay nada más seductor que una mujer brillante, es tremendamente atractivo, sobre todo en estas generaciones que están mas preocupadas por ver cuántos likes tienen, que por lo que leen", destacó el mexicano de 57 años.

Es por ello que partiendo del mismo concepto de atracción que su personaje, al nominado al Óscar no le fue difícil adentrarse a este rol, pues encontró múltiples similitudes con él.

"Armando y yo somos muy parecidos en muchos sentidos, los dos sabemos que hay líneas que no puedes cruzar, los dos somos amantes de la belleza y sabemos reconocerla, sabemos lo conmovedor que puede ser plantarte frente a un Van Gogh en un museo pero que no te lo puedes llevar a tu casa, por mas que te guste. A eso me refiero con las decisiones que tomamos y esos son los límites que ti mismo como persona con sentido común y sensatez estás obligado a tomar a pesar de que estés constantemente tentado por la belleza que está en todos lados", explicó.

La producción en la que también participan Lisa Owen, Marco Treviño y Claudia Ríos, llegó ya a salas nacionales a través de Videocine.

 

"Por eso la analogía del mar (en esta historia) es fundamental, porque ¿a quién no le va a gustar tirarse un clavado en esas aguas? pero ¡cuidado! porque hay mares tan seductores como peligrosos y esta es la gran analogía de esta historia", Demián Bichir, actor.