Identifican primeros síntomas de SARS-Cov-2 que se pasan por alto

El Heraldo de MéxicoEl Heraldo de México

Un grupo de científicos españoles recientemente descubrió que a pesar de que cerca del 80% de los pacientes que han contraído COVID-19 han notado un cambio o la pérdida completa del olfato y el gusto, estos no son los síntomas iniciales de la enfermedad y podrían existir otros más que se manifiestan incluso desde antes.

Estos síntomas son la sequedad y las molestias en la nariz y según los expertos se manifiestan incluso antes de la pérdida del olfato y el gusto, al menos eso han determinado con la reciente investigación publicada en el sitio de preimpresión medRxiv.

El estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Barcelona sugiere que esto se debe a que las células caliciformes infectadas por el SARS-CoV-2 dejan de secretar el moco que protege las vías respiratorias y que hace que las moléculas olfativas se adhieran a los receptores correspondientes.

Los resultados del análisis se obtuvieron mediante la encuesta de un grupo de 35 pacientes con síntomas leves y un grupo de control de personas sanas con características de edad y género similares.

A través de este análisis los científicos descubrieron que al menos el 70% de los infectados con coronavirus experimentaron una "sensación extraña en la nariz" y una sequedad nasal excesiva durante las primeras etapas de la enfermedad. Además, más de la mitad de los pacientes señalaron que sentían como si les hubieran realizado un lavado nasal.

Los pacientes reportaron que dichos síntomas les duraron en promedio 12 días, seguidos de la pérdida del olfato y gusto, síntomas que se han registrado en cerca del 85% de los pacientes confirmados.

Es así que con este estudio los investigadores han llegado a la conclusión de que estos síntomas pueden considerarse como una de las primeras formas en las que se manifiesta COVID-19.

En ese sentido, los resultados son de mucho valor para la detección temprana de la infección, especialmente en aquellas personas que tienen una enfermedad leve o asintomática.