Joe Biden: el sosiego para migrantes tras promesas

Joe Biden ha prometido nunca más separar familias en la frontera; acabar con la política que fuerza a solicitantes de asilo llevar su proceso en México; detener las redadas de indocumentados en lugares de trabajo y en otros sitios.

CIUDAD DE MÉXICO.- Es una aciaga ironía de la democracia estadounidense que uno de los sectores mas afectados por los resultados electorales sencillamente no puede votar. Más de 10 millones de migrantes indocumentados en Estados Unidos han padecido, junto con sus familias, las durísimas políticas migratorias de Trump, y el martes 3 de noviembre pasado no pudieron mas que esperar que otros usaran su voto para protegerlos. El sábado pasado, cuando se anunció que Biden ganó las elecciones presidenciales, millones de migrantes y sus familiares se unieron a las celebraciones a lo largo de Estados Unidos. Y no es para menos, como parte de su campaña, Biden prometió revertir algunas de las políticas migratorias mas duras del gobierno de Trump. 

Destacamos sólo algunos cambios: Biden ha prometido nunca mas separar familias en la frontera; acabar con la política que fuerza a solicitantes de asilo llevar su proceso en México; detener las redadas de indocumentados en lugares de trabajo y en otros sitios sensibles como escuelas o iglesias; reinstaurar DACA -que es un programa que protege de la deportación a los más de 800 mil jóvenes indocumentados que llegaron a EU antes de cumplir 16 años y les otorga un permiso de trabajo y otros beneficios- e incluso crear un camino para la legalización para la población indocumentada en el país.

Basta tan sólo ver la importancia que tiene DACA para los migrantes y sus familias para entender el cambio tan significativo que representa la victoria de Biden en las elecciones. Nuestro proyecto de investigación (liderado por el Dr. Robert Smith), iniciativa mexicana para la acción diferida (MIDA, por sus siglas en inglés) lleva ocho años estudiando, mediante la etnografía comparada, cuan central es DACA para la movilidad social de jóvenes indocumentados y sus familias. En particular, estudiamos procesos de vida de familias e individuos y comparamos casos que son muy parecidos entre sí con la excepción de que unos consiguieron DACA y otros no. 

Con esta metodología, MIDA ha identificado que la obtención de DACA incrementa los ingresos familiares, aumenta la capacidad de cumplir exitosamente la educación de los jóvenes, y en consonancia con otros investigadores, que disminuye los niveles de estrés entre migrantes y sus hijos. DACA también ha beneficiado a incontables ciudadanos estadounidenses: cuando los padres o hermanos de ciudadanos de EU obtienen DACA, ayudan a que los hijos o hermanos menores vayan a la escuela y accedan a servicios importantes para su desarrollo.

Angelo Cabrera, investigador del equipo MIDA, ha encontrado que DACA es esencial para que jóvenes indocumentados accedan a servicios de salud. Nuestros hallazgos sirvieron de base para redactar un amicus curiae para la Suprema Corte de Justicia de EU defendiendo el programa cuando Trump intentó acabar con él.

El contraste entre Biden, que ha prometido reinstaurar DACA, y Trump, quien suspendió nuevas solicitudes al programa e intentó terminar con él mismo, muestran la importancia para los migrantes de que haya perdido Trump. 

Pero la victoria de Biden es sólo el primero de muchos pasos que se requieren para proteger a los migrantes en Estados Unidos. La posibilidad de la legalización podría esfumarse si los demócratas no obtienen una mayoría en el Senado. Pero también podría perderse el ímpetu para cambiar las políticas migratorias con el tiempo, cómo sucedió en la presidencia de Obama, quien tuvo la oportunidad de presentar una reforma, pero no lo hizo cuando tenía una mayoría en el Senado. 

Un pendiente inmediato y que demostrará cuán sólido es el compromiso con los migrantes, será el plan de acción contra el Covid-19 de Biden. Los migrantes indocumentados y sus familias son particularmente vulnerables a contraer el virus, y han sufrido agudamente las consecuencias económicas de la pandemia. Bajo Trump, el paquete de rescate económico excluyó a estas familias, incluyendo a los hijos que son ciudadanos, y a pesar de que los migrantes indocumentados pagan mas de 25 mil millones de dólares en impuestos al año. Biden deberá incluir medidas que protejan a estas familias, así como incluirlos en paquetes de rescate económico. también deberá asegurarles que podrán acceder a la vacuna. 

El gobierno de México tiene un papel fundamental para que se respeten los derechos de los migrantes -muchos de los cuales son mexicanos- y que no impere la lógica de la exclusión. Deberá continuar con sus vitales tareas de protección consular. Pero también deberá de comprometerse con los derechos de los migrantes centroamericanos que transitan por su territorio. Con Biden existe la posibilidad de un cambio real que beneficie a los migrantes tanto en Estados Unidos como en México. Ojalá que el gobierno mexicano pueda aprovechar esta oportunidad, millones de sus ciudadanos en Estados Unidos estarán esperando no sólo que los vean como quién manda remesas al país, sino como seres humanos en búsqueda de que se cumplan sus derechos.