Demandan intervención a Alejandro Murat ante delitos de acoso a estudiantes y docentes de la UnIstmo

NOTICIAS IstmoNOTICIAS Istmo

La catedrática, Virginia Ilescas Vela denunció represalias y hostigamiento que ha sido víctima en la Universidad del Istmo.

La Red Interinstitucional para la Prevención y Atención a Casos de Violencia Familiar y Sexual en la Región del Istmo de Tehuantepec y la investigadora Virginia Ilescas Vela, demandaron la intervención del gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, para la atención del delito de acoso sexual y laboral denunciada por estudiantes y docentes de la Universidad del Istmo (UnIstmo) perteneciente al Sistema de Universidades del Estado de Oaxaca (Suneo).

Y es que, a casi diez meses de las denuncias formales realizados ante la Fiscalía de Justicia de Oaxaca y en la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), directivos del plantel se inclinaron por la protección a los docentes señalados de acoso quienes continúan dando clases, mientras que la semana pasada rescindieron el contrato a Ilescas Vela por considerarla deshonesta al impartir talleres en otras instituciones.

“Se han burlado las autoridades de la universidad del Istmo del Sistema de Universidades llamado Suneo, de las medidas cautelares emitidas por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, tanto para las alumnas como para los docentes. Esta violencia ya ha escalado y las hostilidades de autoridades de la UnIstmo ha culminado con mi despido”, señaló Ilescas Vela en rueda de prensa.

Aunado a lo anterior, agregó, el pasado fin de semana docentes de la UnIstmo emitieron un pronunciamiento conjunto en el que además de minimizan las denuncias de acoso sexual, emprendieron una campaña de odio y discriminación en su contra por seguir denunciando las represalias en su contra.

 Hostigados por denunciar 

Bajo argumento de que, al ser profesores de tiempo completo, tienen la restricción de impartir clases en cualquier otra institución ya sea en modalidad presencial o distancia, la plantilla laboral respaldó el despido de la investigadora, incluso aquellos profesores que dan clases en otros planteles y que continúan laborando sin ninguna sanción en la UnIstmo, tal como se corroboró a partir de un mensaje publicado en Facebook en el que se informa que el doctor Mario Rojas Miranda ha estado trabajando en la Unid (Universidad Interamericana para el Desarrollo) Juchitán.

Ilescas Vela señaló que su despido es el desenlace de un largo hostigamiento laboral que la UnIstmo emprendió contra ella y contra otros dos profesores, la maestra Montserrat Sánchez Moreno y el maestro Héctor Ortega Martínez a raíz del acompañamiento y apoyo que ofrecieron a las víctimas de hostigamiento sexual por parte de tres profesores de la carrera de derecho del Suneo-UnIstmo campus Ixtepec  y en cambio estos mismos profesores acusados ya estando uno de ellos vinculado penalmente por ejecutar esa agresión contra alumnas de la UnIstmo continúan dando clases con el beneplácito de las autoridades de la institución.

“Lograron despedirme con muchas argucias, ese es el pago que hace la UnIstmo quienes defienden a las víctimas de sus profesores. Ellos siguen con sus clases, aunque sean los responsables de una terrible acción y delito, las alumnas víctimas siguen frente a ellos, es triste y vergonzoso lo que hacen con las mujeres de nuestro pueblo”, ha expresado.

Acusó a las autoridades de la Suneo-UnIstmo encabezadas por el rector Modesto Seara Vázquez y el vicerrector Israel Flores Sandoval de encubrir a los profesores acusados de acoso sexual; asimismo de promover una campaña de desprestigio con los alumnos que ha provocado incitación de violencia física y en redes hacia las alumnas víctimas de acoso y a los docentes que han dado acompañamiento en todo el proceso.

De igual manera responsabilizó de su integridad física por cualquier agresión que llegue a sufrir, al abogado de la institución José Luis Ayala además de los profesores Cora Silva Bonilla Carreón y Ulises Gaytán Casas, jefes de las carreras de derecho y administración pública respectivamente, así como a cada uno de los profesores y docentes que firmaron el pronunciamiento en su contra.

 

"Ellos siguen con sus clases, aunque sean los responsables de una terrible acción y delito, las alumnas víctimas siguen frente a ellos, es triste y vergonzoso lo que hacen con las mujeres de nuestro pueblo”.

Virginia Ilescas Vela, investigadora y docente.