Rafael Caro Quintero, el 'narco' más buscado del mundo

Desde la segunda semana de octubre, la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) colocó de nuevo al narcotraficante Rafael Caro Quintero como su principal objetivo en su lista de los más buscados

El movimiento de la agencia antinarcóticos coincide con la detención del exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, al llegar a la ciudad de Los Ángeles en California el pasado 15 de octubre.

El movimiento de la agencia antinarcóticos coincide con la detención del ex secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos, acusado de narcotráfico al llegar a la ciudad de Los Ángeles en California el pasado 15 de octubre, quien finalmente, fue repatriado a México la semana pasada luego de que autoridades estadounidenses desestimaron los cargos en su contra.

Por años, Caro Quintero, acusado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de haber asesinado al agente especial Enrique Kiki Camarena en 1985, ocupó la posición del narcotraficante más buscado en la lista negra de la agencia.

Sin embargo, en marzo pasado había sido desplazado por el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Nemesio Oseguera Cervantes, por el que la agencia antinarcóticos, en su momento, colocó espectaculares por toda la ciudad de Los Ángeles.

En marzo pasado MILENIO reveló que el antiguo líder del cártel de Guadalajara ahora vinculado al cártel de Sinaloa nunca dejó de operar su negocio de venta de droga, aún cuando estuvo preso durante 28 años y cuatro meses en tres cárceles distintas y pese a que insistió en haberse retirado del negocio.

De acuerdo con una acusación registrada en la Corte Federal de Distrito de Nueva York, en Estados Unidos, Caro Quintero, quien está prófugo desde el 2013, cuando salió de Puente Grande, "ocupó un puesto de organizador, supervisor y puestos de dirección" como narcotraficante entre 1980 y 2017.

Además de que contaba en su estructura con jefes de plaza "quienes controlaban ciertos territorios y era responsables del transporte de drogas a través de esos territorios", sin detallar sus nombres o ubicaciones geográficas.

Y tenía, por lo menos hasta 2017, en su nómina a sicarios, lavadores de dinero y transportistas, entre ellos, tripulaciones enteras para embarcaciones.

Caro Quintero aún tiene pendiente el juicio más importante de su vida

Pese a ser el hombre más buscado por la DEA desde hace 35 años, un Tribunal Colegiado aún no decide si amparará o no al narcotraficante Rafael Caro Quintero, quien impugnó que la Secretaría de Relaciones Exteriores lo haya concedido en extradición para ser juzgado por el asesinato del agente norteamericano Enrique Camarena Salazar.

Caro Quintero estuvo preso 28 años, pero no cumplió la condena que le fue dictada por 40 años.

El capo consiguió su libertad porque en 2013 obtuvo un amparo, sentencia que provocó el enojo de los norteamericanos quienes presionaron a la Procuraduría General de la República (PGR) dependencia que llevó el caso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Ese mismo año, la Primera Sala de la Corte revocó el fallo y ordenó al Tribunal que lo amparó volverse a pronunciar. Por ello se ordenó su reaprehensión, pero hasta el día de hoy no ha logrado ser localizado. Se sabe que se oculta en la Sierra de Sinaloa.

En acato al pronunciamiento de la Corte, en enero de 2015 el Segundo Tribunal Unitario del Tercer Circuito con sede en Guadalajara, declaró nuevamente penalmente responsables a Rafael Caro y Ernesto Fonseca, Don Neto, por los delitos de privación ilegal de la libertad en la modalidad de secuestro y homicidio calificado, en agravio del agente de la DEA y del piloto mexicano Alfredo Zavala Avelar.

Asimismo, ordenó su reaprehensión para que cumpla con los 12 años de prisión que le restan de sentencia.

Caro Quintero asegura no contar con recursos

En mayo de este año, Caro Quintero envió un escrito al Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal, el cual resolverá en definitiva si es o no entregado a los norteamericanos.

Estados Unidos lo señala ahora como uno de los operadores del cártel de Sinaloa con gran poder y de contar con negocios en diversas partes de México, a través de prestanombres, además de lavar dinero.

Pero en el escrito enviado a los magistrados federales, Caro Quintero aseguró que no tiene recursos económicos. Alegó “insolvencia” y dijo tener más de 60 años de edad, no estar pensionado ni jubilado.

“(…) y como hecho notorio aduce encontrarse sustraído de la acción de la justicia, lo que le impide -dice- laborar o desempeñar alguna actividad por la que pueda adquirir recursos económicos”, mencionó.

A finales del año pasado, la Primera Sala de la Corte rechazó amparar al ex integrante del cártel de Guadalajara, quien reclamó diversos artículos del Tratado de Extradición firmado entre México y EU. El expediente del caso fue devuelto al Tribunal Colegiado, el cual tiene pendiente el fallo final.

"Es el blanco más significativo de la DEA": Mike Vigil

Para Mike Vigil, ex director de Operaciones Internacionales de la DEA, es un hecho, Caro Quintero va a ser arrestado por la agencia tarde o temprano. “No vamos a descansar hasta agarrarlo, lo vamos a agarrar antes de que muera de manera natural”, advierte sin titubeos.

De acuerdo con Vigil, el capo se esconde en la sierra de Sinaloa aunque ocasionalmente se sabe que también pernocta en Sonora. “Es difícil capturar a alguien allá arriba porque es un terreno muy difícil para montar operativos”, relata.

“Nos interesa mucho (capturar al) Mencho, a Los Chapitos (hijos de Joaquín El Chapo Guzmán) y al Mayo (Ismael Zambada), pero el blanco más significativo (para la DEA) es Caro Quintero por la muerte y tortura de nuestro compañero”, detalló Vigil en entrevista telefónica.