Rechaza UnIstmo medidas cautelares de la DDHPO para protección a estudiantes que denunciaron acoso

Twitter UNISTMOTwitter UNISTMO

Para la DDHPO, el despido de la investigadora que dio acompañamiento a las alumnas, han empañado el proceso de investigación en el caso.

La Universidad del Istmo (UnIstmo) que forma parte del Sistema de Universidades Estatales de Oaxaca (Suneo), rechazó aceptar las medidas cautelares de emitidas por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), para la protección de las estudiantes que denunciaron acoso sexual al interior del campus Ixtepec, así como a las docentes que denunciaron acoso laboral por dar acompañamiento. 

El titular de la defensoría, Bernardo Rodríguez Alamilla, explicó que al considerar que existía el riesgo de una violación a derechos, el organismo autónomo decidió emitir las medidas en marzo de este año. 

“No necesitamos de ninguna autoridad para emitir esas medidas, las hacemos nosotros, sin embargo, hay una realidad, que a las autoridades a las cuales les emitimos estas medidas pueden aceptarlas o no aceptarlas. En el caso de la UnIstmo no la aceptó la autoridad, eso para nosotros es un mensaje y también implica una responsabilidad para con la autoridad porque lo que está haciendo es negar que existe ese riesgo”, destacó. 

Ante la DDHPO hay dos expedientes abiertos, uno a partir de la denuncia de una de las alumnas acosadas sexualmente y otro de las profesoras acosadas laboralmente por dar acompañamiento a las denunciantes. El primero fue abierto en el mes de febrero y el otro en marzo. 

El ombudsman agregó que además del rechazo de las medidas cautelares por parte de la Unistmo, el despido de la investigadora Virginia Ilescas quien dio acompañamiento a las alumnas, han empañado el proceso de investigación en el caso. 

“Tenemos los expedientes abiertos y el hecho de que exista esta situación de alguna manera empaña el proceso de investigación en el sentido de que nosotros incluso hemos emitido medidas cautelares considerando que podría haber riesgos para las maestras y alumnas”, indicó. 

Para Rodríguez Alamilla el mensaje de la actuación de la UnIstmo es contrario a lo que tendría que hacer una institución educativa como uno de los espacios de protección para la propia comunidad escolar, desde de los cuales habría de combatirse todo tipo de violencia.

“Que se presente esta situación, por decirlo menos, es preocupante”, destacó.