Archivo General del Estado de Oaxaca: Encuadernación, la tradición sigue viva

A pesar de los grandes avances tecnológicos que ha vivido la encuadernación, en el Archivo General del Estado de Oaxaca, durante varios años, se ha empastado de forma artesanal el periódico y diario oficial de la federación.

El procedimiento de empastado inicia con la revisión de cada cuadernillo, su organización por fecha y formación de tomos, en orden cronológico, con un grosor aproximado de tres centímetros, los cuales se costuran utilizando aguja, hilo nylon y cera. Este proceso se realiza alineando bien los cuadernillos y entrelazándolos con el hilo para así crear el tomo con sus respectivas guardas para facilitar el siguiente proceso que es el de refinado. 

El refinado sirve para dejar los bordes bien definidos, se debe hacer una revisión muy detallada y minuciosa para cuidar la información impresa; esto se lleva a cabo para un mejor manejo del libro y una mejor presentación; este proceso se realizaba con una guillotina fabricada el 23 de julio 1889, que ahora se encuentra en exhibición en la sala de exposiciones del Archivo General del Estado de Oaxaca; continuando con el procedimiento, se le da forma al lomo del libro apoyado con prensa de cajos para sujetar bien el tomo, posteriormente se golpea con un martillo cuidadosamente para evitar daños en el lomo a moldear; enseguida se coloca tela tussor para reforzar el tomo y a la vez ser el soporte de la pasta, después se prosigue con la colocación del cabezado.

El siguiente paso es la elaboración de las pastas, para las que se utiliza cartón comprimido cortado con la cizalla y posteriormente con la guillotina para hacer cortes finos, el papel minagris y keratol son el material adecuado para los lomos de las pastas por su flexibilidad y su fácil manejo. Para continuar con el proceso se coloca el papel jaspeado; cabe hacer mención que este último era elaborado manualmente con papel leger y pinturas en el taller de encuadernación, utilizando enseres muy básicos y poniendo mucha creatividad por parte de los compañeros de esta área.

Ya terminado, en las pastas se imprimen los títulos correspondientes con la ayuda de un gacetin eléctrico; es importante cuidar que la temperatura sea la ideal para no dañar el keratol y la película foil dorada, pues son materiales muy susceptibles. Las pastas se colocaban en cada tomo correspondiente verificando bien su alineación con cada tomo; para finalizar, se pegan las guardas con pegamento blanco y con ayuda de una prensa se evita la formación de burbujas de aire y con la plegadera se detalla cada libro, terminando así el procedimiento de empastado de los periódicos y diarios oficiales.