Exigen desechar nueva Ley General de Aguas en Oaxaca; acusan ser anticonstitucional

ArchivoArchivo

Copuda refiere que en la iniciativa no se reconoce plenamente el derecho humano al agua.

La Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua (Copuda), con el respaldo del Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto, demandó a la Comisión de Recursos Hidráulicos de la Cámara de Diputados federal desechar el punto de acuerdo para mantener vigente la actual Ley de Aguas Nacionales.

En conferencia de prensa virtual, el presidente de esa organización, Odilón Sánchez Gómez, informó que la Comisión de Recursos Hidráulicos convocó el miércoles pasado a sus integrantes a aprobar un punto de acuerdo en favor de la propuesta del diputado panista Mario Mata, para sostener la actual legislación con ligeras modificaciones.

“Este punto de acuerdo de los diputados permite a particulares adquirir concesiones de aguas hasta por 30 años”, agregó.

Expuso que esta acción significaría echar por la borda los trabajos para lograr una nueva Ley General de Aguas donde han participado especialistas, comunidades, académicos y sociedad civil de todo el país.

Subrayó que esta intención vulnera gravemente los derechos de las comunidades indígenas de Oaxaca y de todo el país, pues pretenden aprobar una Ley General de Aguas de muy limitado alcance en que no se reconoce plenamente el derecho humano al agua.

Anticonstitucional

Destacó que la propuesta de Flores Anguiano incumple el mandato del artículo cuarto de la Constitución Política federal donde se contempla el derecho humano a agua y su saneamiento.

A su vez, la abogada del Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto, Mayra Olivo Paz, resaltó que la reforma del párrafo sexto del artículo cuarto constitucional tiene un artículo transitorio, donde dispone la expedición de una Ley General de Aguas, pero no establece de ningún modo reglamentar determinado o determinados artículos constitucionales.

Mencionó que el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante la conferencia mañanera del jueves pasado, ante las preguntas de periodistas, se comprometió a revisar esta situación porque no apuesta por la privatización del agua, sino poner orden en el tema de uso y manejo del agua.

Ante esto, demandó a la Comisión de Recursos Hidráulicos dar marcha atrás al punto de acuerdo por ser violatorio a los derechos de los pueblos y comunidades indígenas, así como respetar el trabajo de organizaciones, académicos y pueblos indígenas plasmado en la Iniciativa Ciudadana de Ley General de Aguas.

Además, exigió a los diputados federales que garanticen una nueva Ley General de Aguas donde se respeten los derechos de los pueblos y comunidades indígenas, a partir de los estándares y convenios internacionales en materia del derecho humano al agua.

 

“El mandato fue expedir una Ley General de Aguas que defina las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos".

Odilón Sánchez Gómez, Presidente de Copuda