Alberto Bazbaz Sacal: Estas Son Las Tendencias De Fintech Para Tener en mente para el 2021

El mundo está lejos de ser normal, pero el tiempo se niega a detenerse. Cerrando un tumultuoso 2020, los expertos evalúan que nos espera para el 2021. En el mundo de la tecnología financiera (conocido como fintech), hay mucho que considerar. El especialista en inteligencia financiera Alberto Bazbaz Sacal da su opinión.

¿Qué es Fintech?

La tecnología financiera merece atención en todo el mundo. Dado su énfasis tecnológico, la fintech ha aprovechado al máximo esta era digital. Al combinar las finanzas con tecnología de vanguardia, la industria optimiza operaciones y llega a personas que durante mucho tiempo han sufrido la falta de opciones cuando se trata de establecer seguridad financiera.

Lo más probable es que hayas utilizado alguna forma de tecnología financiera, dice Alberto Bazbaz Sacal. Las formas más comunes incluyen banca móvil, aplicaciones de inversión y otros servicios de administración de patrimonio.

El surgimiento del fintech no puede ser subestimado. Más y más personas quieren establecer una mejor estabilidad financiera, pero no necesariamente saben cómo. Alberto Bazbaz Sacal enfatiza esta noción al examinar la población Millenial y Gen Z. Los millennials siempre han querido invertir, pero han tenido problemas para hacerlo, y la educación financiera sigue siendo un área de preocupación entre la población de la Generación Z.

Muchas empresas fintech con visión de futuro han creado productos comercializables para Milleniales y Gen Z. Han introducido el "robo-asesor" para aquellos que buscan invertir pero no tienen el conocimiento para sentirse cómodos haciéndolo. Los bancos tradicionales también se están asociando con empresas fintech para proporcionar herramientas para que los padres las usen al enseñar a sus hijos (Gen Z) los entresijos de la responsabilidad financiera.

Y no hay duda del impacto que tiene la fintech en los países subdesarrollados.

Fintech en México

Alberto Bazbaz Sacal enfatiza el papel crucial que han jugado las fintech en la economía de México durante los últimos años. En el 2018, el gobierno mexicano promulgó su "ley fintech”, cuyo objetivo es proporcionar un marco para que lo sigan los grupos fintech. La ley también introdujo un proceso organizado para nuevos modelos de tecnología financiera.

Hoy en día, México representa más del 16% de la industria fintech de América Latina. Se le atribuye haber encabezado la expansión de la tecnología financiera en el área, ayudando a las poblaciones desatendidas a establecer cuentas bancarias y desarrollar habilidades críticas de gestión financiera.

La larga desconfianza hacia las redes basadas en la nube y otros servicios impulsados ​​por la tecnología se está evaporando. Bazbaz Sacal espera que los nuevos productos y servicios empoderen a los ciudadanos mexicanos y les ayuden a encontrar una autonomía para establecer un futuro financiero sólido.

Combatiendo COVID-19

A pesar de los muchos desafíos que han surgido con el COVID-19, las fintech encontraron estabilidad y amplias formas de ayudar a los consumidores durante la duración de la pandemia.

Ya había innumerables deficiencias con las instituciones financieras tradicionales antes de la pandemia. Las largas colas, los servicios presenciales limitados y la falta de atención individualizada perjudicaron a los bancos, especialmente a medida que se digitalizan más y más servicios.

Sin embargo, estos bancos confiaban en las dudas que muchos consumidores aún tenían con las finanzas en línea. Alberto Bazbaz Sacal dice que esto es particularmente relevante en América Latina, donde hay una historia de desconfianza a lo digital (debido en parte a la frecuencia y naturaleza virulenta de los ciberataques).

Luego vino el COVID-19. Las instituciones financieras limitaron sus horarios o cerraron sucursales por completo. Los consumidores simplemente no tuvieron otra opción: realizar operaciones bancarias en línea o no realizar operaciones bancarias.

Y lo que muchos han descubierto es que los productos y servicios de tecnología financiera presentan poca dificultad. Son fáciles de usar y, a pesar de la idea inicial de la industria financiera sobre la Fintech como un disruptor total, están fomentando asociaciones positivas con muchos bancos.

El objetivo no es hacer obsoleta la banca tradicional. En cambio, la fintech quiere ayudar a los bancos a digitalizar sus servicios. Y al asociarse con empresas fintech, los bancos están viendo cómo disminuyen sus costos operativos. Los servicios están optimizados, algunos controlados por inteligencia artificial. Los cambios no solo eliminan el tedio, sino que dejan menos margen para el error humano.

Alberto Bazbaz Sacal reitera el atractivo que las fintech tienen para múltiples generaciones. Si bien muchos de sus productos y servicios innovadores están llegando a los Milleniales y a la Generación Z, el COVID-19 ha obligado a las generaciones mayores a buscar opciones digitales para la banca. De hecho, un estudio de la “National Retail Federation” descubrió que casi la mitad de todos los Baby Boomers compran en línea ahora. Esto se debe en gran parte a la forma en que nuestro mundo ha funcionado durante los últimos nueve meses. 

Principales Tendencias Fintech Para el 2021

Dada la popularidad de la Fintech antes de la pandemia y su continuo crecimiento durante la misma, Alberto Bazbaz predice que aparecerán varias tendencias en el 2021.

Más opciones de pago

El COVID-19 validó el uso de sistemas de pago digitales. Las plataformas P2P (peer-to-peer o persona a persona) como Apple Pay, Venmo, Cash App y Zelle existen desde hace algún tiempo, pero Bazbaz Sacal espera que muchas empresas adopten los pagos sin contacto.

Si ha visitado un restaurante durante la pandemia, probablemente ya se haya encontrado con un procedimiento de pago sin contacto. La tecnología de "tocar para pagar" se ha propagado como un fuego, con sistemas POS como Square y Toast que se están implementando en los esquemas operativos de muchas empresas.

Los pagos sin contacto seguirán existiendo pos-pandemia. Son rápidos y eficientes, lo que ahorra tiempo a todas las partes involucradas.

Crecimiento de blockchain

El Blockchain empezó en el 2016-2017 y desde entonces ha sido el chico popular del mundo tecnológico. Alberto Bazbaz Sacal explica blockchain como un libro de contabilidad. Permite que los datos se almacenen en miles de servidores y estén disponibles para el público. Si bien esto parece peligroso, en realidad está destinado a evitar que un usuario tome el control de una red. Dado que todos pueden ver las entradas de datos de los demás (y se actualizan casi en tiempo real), es más difícil organizar una adquisición.

Incluso con incidentes de piratería en el pasado, blockchain todavía representa una oportunidad para que las empresas sean transparentes en sus transacciones. Bazbaz Sacal espera que el blockchain finalmente encuentre un terreno sólido en el mundo financiero en el 2021. Esto también podría conducir a la tokenización o al uso de tokens de blockchain que representan digitalmente activos del mundo real. En efecto, un nuevo sistema financiero con nuevas formas de compartir información.

Confianza en la “Nube”

La “nube” es un término que se usa con frecuencia. Pero con muchas personas todavía trabajando desde casa, Bazbaz Sacal anticipa una mayor dependencia del almacenamiento de datos en la nube. Representa una forma escalable, segura y rentable de almacenar datos, lo que es aún más relevante para los trabajadores que intentan acceder a los archivos de la empresa desde sus oficinas en casa.

Las empresas necesitan una forma de mantener su información segura y accesible. Esto viene de la nube. Sin embargo, algunas organizaciones aún pueden optar por seguir un modelo híbrido, en el que algunos de sus datos se almacenan en la nube y otros datos se guardan dentro de las ubicaciones físicas.

Realmente depende del flujo de trabajo de cada empresa. Aquellos que mantienen las operaciones completamente desde casa probablemente necesiten usar la nube más que aquellos que reanudaron sus operaciones de oficina nuevamente.

La ciberseguridad

El COVID-19 obligó a las instituciones financieras tradicionales a acelerar su digitalización. Las operaciones B2C (banco a cliente) fueron la principal preocupación; sin embargo, los procedimientos de backend son los siguientes. Mientras tanto, las fintech se asocian con más y más empresas, poniendo productos y servicios a disposición de sus consumidores.

Como tal, existe una necesidad urgente de mejorar la ciberseguridad. Gran parte del mundo sigue en riesgo en lo que respecta al intercambio de datos, el almacenamiento y las operaciones digitales. La ciberseguridad existe como una idea en lugar de como un mandato.

Alberto Bazbaz Sacal ha dicho durante mucho tiempo que esto debe cambiar. Ahora, cree que habrá una mayor presión sobre las empresas y organizaciones para proteger sus datos. Esto solo se puede lograr con una ciberseguridad efectiva. Es decir, múltiples capas de protección. Las empresas deberán colaborar con los profesionales de la ciberseguridad y educar a sus empleados sobre las mejores prácticas para usar la tecnología y mantenerse a salvo.

Educación en alfabetización financiera

Hablando de educación, Alberto Bazbaz Sacal prevé un énfasis en la educación financiera en el 2021. El COVID-19 destacó la falta generalizada de perspicacia financiera en nuestro mundo. Las personas no comprenden tanto como deberían sobre las perspectivas financieras a corto y largo plazo. Y aunque la falta de habilidades financieras prevalece entre las multitudes más jóvenes, no se limita a ellos.

Muchas personas, jóvenes y mayores, pueden utilizar un repaso (o introducción) sobre gestión financiera.

Asociaciones

Las instituciones financieras han "visto la luz". Esa luz es la digitalización, y en lugar de criticar a las empresas de Fintech por interceptar la industria, cada vez más empresas buscan asociaciones.

La Fintech es la respuesta para agilizar las operaciones, reducir costos y digitalizar los procedimientos. Los bancos se han dado cuenta de esto, más aún durante la pandemia, y continuarán buscando una colaboración fructífera con nuevos aliados de tecnología financiera.

Implementación de IA

Parte de lo que representa la tecnología financiera es la inteligencia artificial. Por ejemplo, los chatbots de IA se están convirtiendo en la nueva norma. Actúan como asistentes digitales y, eventualmente, serán capaces de completar tareas más complejas.

Los avances en inteligencia artificial y aprendizaje automático sugieren una tecnología futura que puede ir más allá de las limitaciones de los humanos, detectando patrones avanzados, ejecutando análisis exhaustivos en poco tiempo y respondiendo preguntas financieras complicadas.

Alberto Bazbaz Sacal dice que veremos más y más IA implementada en las operaciones estándar de los bancos, así como en la gestión de riesgos y en servicio avanzado al cliente.

Los robo-asesores también seguirán creciendo. Brindan a los inversores novatos la oportunidad de desarrollar portafolios de inversión sólidos, manejando todos los detalles esenciales que acompañan a la inversión.

No se sabe todo lo que traerá el 2021. No después del año tan caótico que ha sido el 2020. Sin embargo, Bazbaz Sacal confía en que las tendencias fintech del nuevo año ayudarán a crear mejores operaciones financieras para las empresas y opciones más diversas para los consumidores.

Acerca de Alberto Bazbaz Sacal

Alberto Bazbaz Sacal es especialista en inteligencia financiera y ex presidente del Grupo de Acción Financiera sobre Lavado de Dinero (GAFILAT) para América Latina y Sudamérica.