Sin inversión trascendente en el sector Salud de Oaxaca

Antes de la pandemia de COVID-19 la inversión en salud era insuficiente y no logró fortalecer la infraestructura hospitalaria y en este año tampoco, “sólo se utilizó para justificar la falta de inversión”. 

Así lo consideró el secretario general de la Subsección 07 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSA), Alberto Vásquez San Germán, quien analizó que si bien la pandemia obligó a habilitar el Hospital de la Mujer y el Niño Oaxaqueño para atender a pacientes graves de COVID-19, “lo entregarán al ISSSTE como parte del pago de la deuda que las mismas autoridades generaron”.

En su cuarto informe que dio a conocer ayer, el gobernador Alejandro Murat destacó que en el transcurso del año en las unidades médicas se otorgó atención a 4.6 millones de personas de las distintas regiones del estado; 3.8 millones consultas de medicina general y 516 mil 827 consultas de especialidades, lo que representa una reducción de alrededor del 35 por ciento porque en el tercer informe se detalló que se otorgaron 7 millones de consultas.

Para este cuarto informe se da a conocer que de octubre de 2019 a septiembre de 2020, se han invertido 409.9 millones de pesos, que representan una reducción del 18.3 por ciento si se compara con los 501.9 millones de pesos que se informó como inversión en el informe pasado.

De los 409.9 millones de pesos invertidos en este año, 295.9 millones de pesos corresponden al Programa Nacional de Reconstrucción y al Fondo de Previsión Presupuestal, y sólo 114 millones de pesos a inversión estatal.

Esos recursos únicamente permitieron terminar el Hospital General de la Heroica Ciudad de Tlaxiaco, avanzar en un 60 por ciento en la ampliación y equipamiento del Centro Estatal de Oncología y Radioterapia de Oaxaca, el equipamiento de 12 Hospitales Comunitarios, así como la rehabilitación y sustitución de los centros de salud de Ciudad Ixtepec y Asunción Ixtaltepec que aún no concluyen, además de que el Hospital Comunitario del Municipio de Ixtlán de Juárez apenas lleva un 30 por ciento de avance.

Vásquez San Germán recordó que en teoría el tercer año de esta administración tendría un fuerte impulso a la salud, pero “estamos en el cuarto y seguimos viendo muchas necesidades, cualquier ciudadano lo percibe”.

La primera excusa, agregó, es que hubo cambio en el Gobierno Federal, “eso podría ser entendible, pero en una reunión con el del Instituto de Salud para el Bienestar se nos dijo de manera directa que los 2 mil 400 millones que correspondían a este año ya se habían enviado a Oaxaca”.

La preocupación es que en el Hospital General doctor Aurelio Valdivieso, a cuya base representa, “no tenemos equipos de protección proporcionados por Servicios de Salud y hay deficiencia de anestésicos que no podemos pedir a los familiares que compren porque son medicamentos controlados que no se encuentran en cualquier farmacia, eso nos hace detener procedimientos”.

E insistió: “En el hospital no hay casi nada, faltan también antibióticos y surfactante pulmonar para recién nacidos prematuros, unas ampolletas que se aplican para la madurez pulmonar y reducir las complicaciones que tienen para respirar”, los cuales deberían adquirirse por la Dirección de Atención Médica.

"No tenemos equipos de protección proporcionados por SSO y hay deficiencia de anestésicos... En el hospital no hay casi nada, faltan también antibióticos y surfactante pulmonar para recién nacidos prematuros".

Alberto Vásquez San Germán

Srio. Gral. Subsección 07 del SNTSA