Adelantan ventas navideñas comerciantes de Oaxaca desesperados por ingresos

ArchivoArchivo

Los puestos de artículos decembrinos se han instalado ya en la ciudad.

De cara a las fiestas decembrinas y las celebraciones por el inicio del 2021, comerciantes de la zona conurbada aseguran que esperan que la situación se componga luego de que las bajas ventas que hubo durante conmemoraciones tradicionales que pasaron casi desapercibidas como el 15 de septiembre y el Día de Muertos.

A causa de la pandemia por COVID-19, se suspendieron las congregaciones masivas y los festejos multitudinarios, lo cual representó un duro golpe para el comercio, que vio cómo sus ventas cayeron a niveles nunca antes vistos. Ahora que la flor de cempasúchil y las banderas tricolor abrieron paso a las nochebuenas, comerciantes esperan recuperar algo de lo perdido.

“Con el favor de Dios, ojalá que ya esto pase y que ahora sí por Navidad y Año Nuevo podamos vender algo porque ahora en muertos estuvo bien flojo, en septiembre el 15 ni se diga, entonces pues ya, hace falta recuperar algo”, comentó Angelina, que instaló su puesto de flores de nochebuena en la zona de Camino Nacional, en Santa Lucía del Camino.

Y es que muchos comerciantes han comenzado con la vendimia de productos típicos de la época navideña; series, arbolitos artificiales, esferas y decoración variada, lucen ya en los aparadores, vitrinas, mesas y exhibidores de muchos establecimientos en pleno mes de noviembre y con el Día de Muertos recién celebrado.

“Pues ya, ahorita ya más vale empezar de una vez porque si se hace a la mera hora, luego pues no hay venta o está bajo, entonces ahorita que todavía hay tiempo hay que empezarle con la venta”, declaró Manuel, comerciante de la zona del Centro Histórico que ya tiene en un rincón de su puesto, arrumbados, las máscaras y el papel picado que le quedaron del pasado 2 de noviembre.

Por otra parte, según contó Angelina, la Navidad podría representar un respiro para la economía de los comerciantes, afectados por la pandemia y todas sus secuelas.

“Como tres meses no hubo venta, luego con esto de la COVID la gente no podía salir y pues se prohibieron las fiestas, las reuniones, entonces pues ahí nos caímos prácticamente; ahora ojalá Dios quiera que se componga esto”, concluyó.

 

 

“Con el favor de Dios, ojalá que ya esto pase y que ahora sí por Navidad y Año Nuevo podamos vender algo".

Manuel

Comerciante