El SAT consiguió recaudar 200 mil 999 millones a través de la fiscalización de grandes contribuyentes

Falta revisar sectores de acero, automotriz y energético, entre otros

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que, de enero a octubre de este año, ha recaudado 200,999 millones de pesos a través de la fiscalización del rubro de grandes contribuyentes.

La cifra, comentó en conferencia de prensa Antonio Martínez Dagnino, administrador general de Grandes Contribuyentes, duplica lo que se recaudó por estas acciones en todo el 2019, cuando los ingresos a través de estas revisiones sumaron 95,000 millones de pesos.

Estos ingresos se obtuvieron de 719 grandes contribuyentes que fueron auditados y no interpusieron ningún juicio, por lo que la jefa del SAT, Raquel Buenrostro, agradeció su compromiso.

El universo de grandes contribuyentes es de casi 12,000 causantes, por lo que hay un gran margen para realizar más auditorías.

“Para el resto del año, los grandes retos son continuar con los esfuerzos en otros sectores que todavía no han sido revisados y que están pendientes de revisar, terminar auditorías en proceso (...) todavía hay muchos sectores que podemos revisar”, señaló la jefa del SAT.

Martínez Dagnino indicó que se empezará a revisar a los sectores como el de acero, automotriz, energético, alimenticio, farmacéutico, minería, tiendas de autoconsumo y sector financiero, el cual siempre está bajo la lupa del SAT.

Sobre el listado de 15 grandes contribuyentes con adeudos en el SAT, que fue anunciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador en meses pasados y donde figuran nombres como Walmart, Alsea, América Móvil, entre otros, el administrador informó que se han recuperado alrededor de 25,000 millones de pesos; no obstante, esperan que la cifra aumente a final de año.

Ligera baja en recaudación

Respecto a la recaudación total de impuestos, de enero a octubre de este año ingresaron a las arcas de gobierno 2 billones 760,557 millones de pesos, lo que resultó 0.5% menor, en términos reales, al monto recaudado en el mismo periodo del año pasado.

“El ISR sigue creciendo, se sigue manteniendo por arriba. Es el principal reflejo de todas las auditorías, sobre todo a los Grandes Contribuyentes. A los Grandes Contribuyentes lo que más se les audita es el ISR. El IVA ha mejorado bastante porque también estaba un poco castigado. Eso es un reflejo de que se está reactivando poco a poco la economía”, destacó Buenrostro.

En el caso de los ingresos tributarios internos, añadió, se registró un crecimiento de 5.9% anual en el periodo, esto gracias a los esfuerzos de los contribuyentes para ponerse al corriente; sin embargo, en los ingresos por comercio exterior se presentó una baja considerable.

“El comercio exterior es el que viene castigando a la recaudación, el que tiene el efecto negativo. Disminuyó 15.4% en términos reales. Una vez que empiece a reactivarse la economía, seguramente este será un potencial y oportunidad de recaudación”.

“No fuimos suficientemente claros”

Sobre el revés al big brother fiscal, la jefa del SAT comentó que esto no afectará en la recaudación que obtiene el fisco; sin embargo, consideró que al exponer la propuesta no se fue lo suficientemente claro.

“Pienso que a lo mejor fue nuestro error no ser lo suficientemente claros para explicar de qué se trataba. Corrió mucho la percepción de que la videograbación iba a ser para cualquier contribuyente y eso no era así”.

Explicó que en algunas auditorías se incluyen visitas domiciliarias para inspeccionar si la empresa existe y ver que haya congruencia con lo que se manifiesta ante el SAT.

Con las imágenes tomadas, abundó, se buscaba evitar que los juicios se cayeran por falta de pruebas, por ejemplo, de que el domicilio fiscal otorgado se encontrara en un terreno baldío, una de las situaciones más comunes entre las empresas fantasma.

Añadió que en otros países, como España, ya tienen muchos años empleando esta herramienta.

“Esa figura existe en otros países, está perfectamente regulada,  y no va contra el contribuyente común y corriente”.