Créditos y capacitación, una de las principales herramientas para acabar con la brecha de género en México

Aceptémoslo: a los hombres les resulta más sencillo el acceso a créditos y otros instrumentos financieros para sus negocios que a las mujeres. Y esto tiene un nombre: brecha de género. Ideas tóxicas como que las mujeres dedican más tiempo al hogar y a la familia que a un emprendimiento o que carecen de habilidades para dirigir y administrar un negocio han contribuido a que la brecha crezca.

De acuerdo con la Secretaría del Trabajo, si las labores no remuneradas que a diario realizan las mujeres tuviera un sueldo, este alcanzaría la asombrosa cantidad de $4.4 billones de pesos al año. Y si a pesar de no tener un pago las mujeres dan lo mejor de sí en favor de su hogar y familia, ¿por qué no pensar que por su empresas lo harían igual o mejor?

En los últimos 10 años, la brecha de género en México ha disminuido cerca de 30% según cifras de gob.mx. Sin embargo, a pesar de estos grandes avances, aún hay mucho trabajo por hacer. Se podría comenzar, por ejemplo, por dar mayor flexibilidad a las mujeres de equilibrar su vida personal y profesional, pues dedican cuatro horas más al hogar y la familia que los hombres.

Actualmente, el acceso a crédito, la capacitación y el acompañamiento se vislumbran en el futuro de las emprendedoras y empresarias como tres áreas de oportunidad para acabar con la brecha de género en los negocios. ¿Cómo lo lograrán?

Créditos accesibles y justos

El acceso al crédito debe ser una de las prioridades para quienes se han trazado como meta acortar y –por qué no– acabar con la brecha de género en los negocios. De acuerdo con la OCDE, existen varios obstáculos para las dueñas de negocio que requieren financiamiento para capital de trabajo. Uno de ellos es que no son un grupo de interés para la banca tradicional, a pesar de que está comprobado que son más cumplidas en los pagos comparadas con los hombres; otros más son los requisitos estrictos, la solicitud de garantías y las comisiones elevadas.

La buena noticia es que cada vez son más las instituciones financieras de última generación, como las fintech, que están transformando la manera en atender las necesidades de financiamiento de las emprendedoras y empresarias en México. Estas han creado nuevos servicios de financiamiento más ágiles, flexibles y seguros gracias a la tecnología. Así, hoy las mujeres pueden solicitar en línea un financiamiento para capital de trabajo y tener una respuesta en cuestión de minutos.

Otra ventaja que aportan las fintech en la lucha contra la brecha de género en los negocios es que gracias a poderosos algoritmos es posible calcular las expectativas a futuro del negocio y la capacidad de pago de sus dueñas liberándolas de las garantías. Una más es la posibilidad de llevar las finanzas del negocio de manera ordenada y precisa a partir de aplicaciones y otras herramientas tecnológicas.

La capacitación como estrategia de negocios

Dentro de estos nuevos servicios financieros para emprendedoras se incluye la capacitación. A decir de varios especialistas en finanzas de negocios, la capacitación debe formar parte del plan de negocios pues, entre más preparada esté la empresaria, tendrá más herramientas para tomar mejores decisiones.

Parte de que de cada 10 emprendedores solo tres sean mujeres tiene que ver, una vez más, con la brecha de género.  Para las mujeres es más complicado acceder a programas y talleres de capacitación para la correcta administración de negocios, obligándolas a aprender de manera empírica, lo cual expone el negocio a un riesgo muy alto. 

Empresaria: no estás sola

El acompañamiento de un “aliado estratégico” también resulta de vital importancia en el desarrollo y crecimiento de cualquier empresario, sea hombre o mujer. Es importante contar con la guía y mentoría de expertos que tengan como característica el ofrecimiento de diferentes herramientas que impulsen el crecimiento.

De acuerdo con instituciones como el banco Mundial y la OCDE, el acompañamiento a las mujeres líderes requiere centrarse en facilitarles herramientas eficaces y capacitación. La meta conjunta de fomentar su empoderamiento en los ámbitos económico, familiar y sociocultural. Y esta forma de trabajar de las nuevas instituciones financieras está demostrando que es la vía indicada para bancarizar a las emprendedoras y empresarias mexicanas.

Es claro que México tiene fuertes pendientes en materia de equidad y cierre de brecha de género y son retos que no se resolverán en uno o dos años, pues nos obliga prácticamente a hacer un reajuste profundo sobre nuestras ideas, creencias y comportamientos. Sin embargo, la mejor manera de comenzar un cambio es hablarlo, exhibir y medir su avance o retroceso; solo así podremos entender dónde estamos parados, adónde queremos llegar y si realmente la ruta que hemos elegido es la correcta.

Descubre más aspectos del papel de la mujer en el entorno empresarial mexicano en el estudio consultado en línea el estudio Empresarias imparables. El documento es un mapa con datos que confirman la brecha de género en el sector empresarial mexicano, los desafíos a los que se enfrentan las empresarias en México y el papel de las fintech en el financiamiento a negocios liderados por mujeres.