Narran historias, paredes de Otatitlán

Murales del Santuario

TUXTEPEC, Oax.-Recorrer las calles de Otatitlán, conocido como el Santuario del Cristo Negro, es una invitación a descubrir la historia, conocer los rostros de las personas que han dado voz al municipio situado al Sur de Veracruz, donde converge el son, la fiesta de las jaranas y la herencia de un pueblo creyente.

Lo que inició como un proyecto impulsado por el gobierno veracruzano, se convirtió en un trabajo artístico que más allá de los colores y la magia que refleja, es un paseo por pasajes que en la imagen describen la vida cotidiana de los pobladores, creencias, actividad económica e identidad cultural.

Arte en Casas

Anselmo José Barrera Blanco, director de la casa de cultura de Otatitlán, Veracruz, platicó que en los murales recientemente pintados buscan plasmar, principalmente en las paredes de las casas, parte de la historia del pueblo, fauna, flora, características que los representan.

Para que las nuevas generaciones conozcan sobre el lugar donde nacieron, las personas que ayudaron a su formación y que plasmados en las paredes pueden recorrer con sus padres y abuelos cada uno de los murales y despertar en ellos el interés.

Colores y relieve

Son alrededor de 25 murales distribuidos en todo el pueblo, la mayor parte en el centro, las calles principales, en la entrada de la panga, cerca del panteón, en las casas que conservan la arquitectura característica de la Cuenca del Papaloapan.

En los murales que resaltan en las anchas calles, los visitantes pueden encontrar pintado el primer telégrafo, el paseo en lancha, las aves, personas pescando,  los cultivos como el plátano, carretas jaladas con bueyes, la panga, el malecón.

Cristo Negro, el corazón del Santuario

El pintor escultor Isaí Cano Escalante participó en la elaboración de un mural en alto y bajo relieve situado a un costado de la parroquia, en el que se representa el Cristo negro, desde su llegada, peregrinación en el río el 13 de septiembre, un símbolo de Otatitlán.

Personajes

En las paredes de la casa de cultura está don Teófilo Blanco, un jaranero destacado de Otatitlán que dio clases a muchas personas y fue importante en el son jarocho.

También el doctor Francisco Aguirre Beltrán, poeta que forma parte de muchos libros por la relevancia  de sus poemas y dio servicio a la comunidad de forma altruista.

Mitos y leyendas

En los murales se reflejan las leyendas que prevalecen en el pueblo sobre los chaneques, la llorona, como celebran el día de muertos, relatos que se cuentan de generación en generación entre los pobladores.

Una opción más para el turismo

Aparte de resaltar los aspectos culturales y sociales, enfatizó el director de casa de cultura que el colorido de las casas atraerá más al turismo, Otatitlán es visitado por el Cristo Negro, pero con esta iniciativa esperan llame más la atención para los que acuden a visitarlo y que después de la pandemia sean más las personas que lleguen  al municipio cuenqueño.

Colaboración de artistas

Los murales recientemente pintados, forman parte de una obra que se hizo por iniciativa del gobierno del estado en coordinación con las autoridades municipales, en la que colaboraron artistas como: Néstor Ramírez Echeverría, Luis Manuel Vidaña Calderón, Paulo Córdoba Hernández, Iván Mortera Hernández, José Luria Joaquín, César Suárez, Kevin Montalvo Rodríguez y Zoart Torres Gómez.

Más De

Son 25 murales que se pueden apreciar  en casas y paredes 

El dato

Del 29 de abril al 3 de mayo se celebra la fiesta religiosa del Cristo Negro

La Historia

-De acuerdo a relatos la imagen del Cristo Negro apareció flotando en una balsa en el río Papaloapan en 1597, la población consideró que era un milagro y lo rescataron.

-El Cristo permanece en la parroquia de Otatitlán

-En 1931 tras una persecución religiosa fue decapitado, se logró recuperar el cristo negro decapitado y los pobladores tallaron una cabeza sustituta.

-En 1950 se recuperó la cabeza original y la sustituta se exhibe en la iglesia