Población indígena de Oaxaca, la segunda más afectada por COVID-19 en el país

De los 10 mil 597 casos confirmados de COVID-19 entre personas que se reconocen como parte de alguno de los pueblos originarios del país, una décima parte son originarios de Oaxaca.

Después de Yucatán, Oaxaca es la segunda entidad del país en donde esta pandemia ha tenido mayores estragos entre su población indígena que acumula mil 41 casos así como 195 defunciones.

Tasa de letalidad mayor

Mientras, a nivel estatal la tasa de letalidad es del 7.7 por ciento, ya que de los 21 mil 191 casos notificados como positivos a COVID-19 al día de ayer, mil 636 fallecieron, en este grupo poblacional tiene una tasa de letalidad mayor, cercana al 19 por ciento.

En la misma proporción que la tendencia estatal y nacional con más casos en el sector masculino que femenino, los Servicios de Salud de Oaxaca reportan que 579 hombres indígenas han dado positivo a COVID-19, una cifra superior a los 462 casos en mujeres.

Entre esos casos se encuentran los de 110 mujeres indígenas embarazadas y tres defunciones maternas, el 50 por ciento de las seis que en Oaxaca han ocurrido con un diagnóstico positivo a COVID-19.

La oficina de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) ha hecho ver la necesidad de que se implementen acciones específicas en las poblaciones indígenas que históricamente han vivido en condiciones de carencias sociales y económicas.

La encuesta intercensal 2015 del  Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) contabilizó a 12 millones 25 mil 947 personas que se reconocen como indígenas, lo que equivale al 10.1 por ciento de la población mexicana y el 69.5 por ciento está en situación de pobreza y otro 27.9 por ciento en pobreza extrema.

Casos se duplican 

De los 4 mil 140 casos positivos de COVID-19 y 719 defunciones que se reportaban al 27 de julio pasado, al 27 de octubre la cifra en el país aumentó en un 155.9 por ciento, en tanto, las defunciones pasaron de 719 a mil 514, lo que equivale a un incremento del 110 por ciento.

Finalmente, el 67 por ciento de los casos por SARS-Cov-2 recibió una atención ambulatoria, es decir, mantuvo su aislamiento en casa, principalmente, en los grupos de 25 a 55 años y sólo el 33 por ciento requirió hospitalización, sobre todo en personas mayores de 65 años de edad.