Arturo Lona Reyes da positivo a COVID-19; sigue hospitalizado

Ante las complicaciones ocasionadas por el coronavirus COVID-19, se agravó el estado de salud del obispo emérito de la Diócesis de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes.

“Está muy delicado”, afirmó el secretario Canciller de la Diócesis de Tehuantepec, Joaquín Galván Galván.

El sacerdote informó que personal médico del Hospital Médica Azul de la Ciudad Cooperativa Cruz Azul Lagunas, donde se encuentra internado desde hace varios días, pudo corroborar el contagio después de recibir el jueves pasado los resultados de la prueba aplicada al Obispo de los Pobres.

De esta manera, explicó que el obispo emérito fue trasladado al área especial de atención de coronavirus COVID-19 para recibir la asistencia médica necesaria.

“Una vez que quedó comprobado, se encuentra en esa parte del hospital”, agregó.

Sin embargo, subrayó que el estado de salud de Lona Reyes se agravó desde el miércoles pasado por las complicaciones causadas por el coronavirus COVID-19, sobre todo, por su edad avanzada.

“La mejoría se vino abajo”, anotó.

Detalló que el obispo emérito presenta problemas respiratorios, cardíacos y renales debido a su diabetes, así como problemas circulatorios.

“Había muchas esperanzas, porque su corazón estaba respondiendo bien”, añadió.

Además, mencionó que la frecuencia cardíaca y la función pulmonar de Lona Reyes han descendido de manera alarmante en los últimos días.

“Todo eso lo coloca en un estado muy, pero muy grave”, recalcó.

Ante esto, pidió a la feligresía unirse en oración para que el Señor fortalezca y conceda la salud de Lona Reyes.

“Que la voluntad de Dios se cumpla en la vida del obispo emérito”, finalizó el secretario Canciller de la Diócesis de Tehuantepec, Joaquín Galván Galván.