Ir al cine en tiempos de pandemia; no es lo mismo que antes afirman usuarios

Poca gente y medidas sanitarias son ahora lo común en los cines.

Desde que llegó a la vida de la gente la nueva normalidad, el pasado mes de julio, todo cambió. Atrás quedaron los saludos de beso y abrazo, las fiestas, las reuniones, los conciertos, las tocadas y por supuesto, las idas al cine.

O por lo menos las idas al cine tal y como las conocíamos hasta antes de que la pandemia por coronavirus (COVID-19) alcanzara no solo a Oaxaca, sino a todo el mundo. Durante casi cinco meses, las salas permanecieron cerradas al público, que en teoría tenía que estar resguardado en casa.

Durante este tiempo, en los cines se idearon protocolos apegados a la contingencia sanitaria que, con la reanudación de actividades, se están implementando y que la gente ya nota; sin embargo, la nueva forma de ir al cine todavía no es bien recibida entre los asistentes a las salas.

"No es lo mismo que antes"

“Es la primera vez que venimos desde febrero; estábamos con que ‘ahora que acabe la pandemia, ahora que pase la pandemia’ y mira, ya siete meses de esto y pues nada. Entonces ahorita que vimos que ya hay cartelera y que se puede, pues vinimos, pero no es lo mismo, definitivamente no es lo mismo que antes”, contó Perla.

En compañía de su novio, Martín, acudieron a uno de los cuatro cines ubicados en la capital del estado; sin embargo, su sorpresa fue grande porque “de plano te dicen que si te ven sin cubrebocas, vas pa’ afuera; entonces pues sí hay que venir con el cubrebocas, no quitárselo y usar gel y el rollo. Lo bueno, pues es que no hay tanta gente, entonces tienes casi toda la sala para ti”.

En ese sentido, Martín coincidió en que la nueva normalidad en los cines tiene sus pros y sus contras, pues en absoluto es igual a como era antes de la contingencia sanitaria. “Antes, pues te preocupabas por los boletos, por lo que ibas a comer mientras veías la peli; ahora, la preocupación más grande pues es el cubrebocas”, dijo.

Y añadió que “ya desde ahí ya no es igual, ya desde ahí como que ya sabes que pues hay que traerlo puesto; al menos yo vi que un chavo se iba a dar sus vueltas como para ver que nadie se lo quitara adentro de la sala. Entonces pues sí, ya no es igual”.

Debido a que fueron considerados como espacios o inmuebles con alto riesgo de brote de coronavirus por su naturaleza de congregar a mucha gente, los cines fueron de los negocios más afectados por la pandemia. Tras la reanudación no oficial de actividades, los números para las empresas del ramo no han sido los mejores.

Poca gente, lobbys vacíos y una cartelera con pocas opciones para poder ver, son ahora el distintivo de los cines en la nueva normalidad. “Yo creo que por lo mismo de la pandemia, pues no hubo mucho movimiento, entonces pues no hay así como que ¡wow!, muchas películas buenas, pero bueno, ya para variarle pues sirve de algo”, comentó Perla.

Un panorama desolador

Y es que el panorama actual en los cines es hasta cierto punto desolador. Comparado con el tiempo antes de la pandemia, ahora no se registra el movimiento habitual propio de un cine, en donde los niños jugaban en los montables de monedas o sacaban juguetes en las maquinitas dispensadoras, mientras los mayores hacían enormes filas en las taquillas y en el área de dulcería.

Los horarios en los distintos cines han sido modificados en apego a las disposiciones emitidas por las autoridades y el ingreso, así como la normativa interna de cada inmueble, ahora giran en torno a evitar un brote, contagio o propagación de COVID-19 al interior de las salas.

De igual forma, a través de redes sociales, las operadoras de salas de cine emiten constantemente recomendaciones al público para hacer su visita más ágil y llevadera, pues aseguran que saben que puede llegar a ser "engorroso" el hecho de cumplir un estricto protocolo sanitario.

Mensajes como “Tenemos Cero Tolerancia, Sin Cubrebocas No Hay Peli” o “Cuidamos de tu salud”, son ahora parte de las principales publicaciones de los cines.

 

4

Cines hay en Oaxaca de Juárez y la zona conurbada

3

Meses llevan operando bajo estrictos protocolos sanitarios

 

“Antes, pues te preocupabas por los boletos, por lo que ibas a comer mientras veías la peli; ahora, la preocupación más grande, pues es el cubrebocas”.

Martín, ciudadano oaxaqueño.