Obispo Arturo Lona Reyes continúa en estado grave; permanece hospitalizado

El obispo emérito de la Diócesis de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes, internado en el Hospital Médica Azul de la Ciudad Cooperativa Cruz Azul Lagunas, presenta problemas respiratorios, circulatorios y cardíacos, así como insuficiencia renal debido a su diabetes,

“La situación es muy delicada, grave”, afirmó el secretario Canciller de la Diócesis de Tehuantepec, Joaquín Galván Galván.

El sacerdote informó que personal médico del nosocomio aplicó la prueba al Obispo de los Pobres para detectar si está contagiado del coronavirus COVID-19, pero hasta el momento no se han entregado los resultados.

Por eso, expuso que Lona Reyes se encuentra en el área de terapia intensiva debido a su gravedad, sin embargo, por protocolo no se permite el acceso a ninguna persona.

Aunque, subrayó que según el último reporte, la función pulmonar del obispo emérito ha mejorado, porque han descendido los parámetros del ventilador.

“Está más estable que el día anterior, pero no está fuera de peligro”, indicó.

No obstante, observó que si bien sus riñones responden bien, a pesar de su deterioro, preocupa la función cardíaca de Lona Reyes.

“Bajaron las dosis de norepinefrina (medicamento que incrementa la presión sanguínea al aumentar el tono vascular), pero la dobutamina (que se usa para tratar fallos cardíacos agudos) es alta. A causa de esto, será valorado en cardiología”, señaló.

Detalló que los costos de la atención médica de Lona Reyes son asumidos por la Obra de Clérigos en Ayuda Solidaria (OCEAS), la Diócesis de Tehuantepec y por personas de buena voluntad.

El presbítero pidió a toda la comunidad diocesana unirse en oración para que el Señor fortalezca y conceda la salud al obispo emérito.