Frena COVID la vendimia de Muertos; autoridades llaman a la compra-venta responsable

EMILIO MORALES EMILIO MORALES

La contingencia sanitaria en el estado se mantiene con riesgo; y con el número de casos positivos y de contagio, en aumento. Debido al color naranja que advierte de peligro por rebrote, son varias las actividades que han quedado suspendidas para evitar cualquier situación de emergencia.

En puerta se encuentra una de las celebraciones más icónicas para todos los oaxaqueños: el Día de Muertos. Desde que comenzó la pandemia y con la nueva normalidad, se vislumbraba ya un escenario poco alentador para todos los sectores de la población de cara a esta fiesta, incluidos el turismo y el comercio.

Y es precisamente este último rubro el que mayores afectaciones recibió en la capital del estado, debido a que con el aumento de casos por coronavirus (COVID-19), las autoridades determinaron que no haya la tradicional vendimia por la temporada de Muertos. Es decir, toda la venta quedará limitada al interior del Mercado de Abasto.

Como balde de agua fría

Esta medida cayó como balde de agua fría en el seno del comercio, pues en plena crisis económica, un ingreso extra es una auténtica bendición.

“La palabra correcta es que no se autorizó la instalación de temporada. Se indica que los comerciantes del interior de la zona del Mercado de Abasto son los que se colocaban en una de las calles principales, que es la de Mercaderes, parte de Nuño del Mercado y Cosijopi”, comentó Noemí Alavés Aquino, administradora del Mercado de Abasto, sobre esta situación.

Pese a lo adversa que podría parecer la medida, Alavés Aquino aclaró que la ciudadanía puede encontrar los productos alusivos a estas fechas en el interior del mercado sin ningún problema, ya que “seguimos trabajando de forma normal con los puestos establecidos; eso no evita que los productos propios de la temporada se sigan ofertando dentro de todo el Mercado de Abasto”.

Sobre montos y cifras que dejará la no autorización en el aumento de espacios para venta por temporada, aproximadamente 240, la administradora descartó que haya una cantidad exacta por lo correspondiente a los productos que no se venderán.

“Una cifra exacta no la tengo, pero te puedo decir que lo que sí hay son números rojos, grandes números rojos por esto de que no se autorizaron los espacios. La verdad no tengo esa cifra, sin embargo no es únicamente la economía del mercado, es la economía pues a nivel mundial, de que está afectada”, afirmó.

Sobre las razones que llevaron a las autoridades a tomar esta decisión, Noemí Alavés destacó que se está priorizando el tema de la salud de la ciudadanía y de los mismos comerciantes.

“Lo que estamos haciendo únicamente es evitar el incremento de números de fuera. Obviamente a nosotros nos compete por ser parte de la autoridad municipal, únicamente lo que es el Mercado de Abasto. Entonces hay que ser cuidadosos y sobre todo son instrucciones del presidente municipal en cuanto a darle prioridad al tema de la salud pública”, dijo.

Los comerciantes, afectados

La medida de no autorizar que se abrieran espacios al exterior del Mercado de Abasto para la venta de productos por Día de Muertos, levantó ámpula entre los comerciantes, quienes apelaban a su derecho de obtener un ingreso extra, producto de la venta de artículos de temporada.

“Ellos argumentaban su necesidad de tener un ingreso extra; sin embargo, también hay que concientizarnos de que ahorita es un tema de salud, incluso donde está en riesgo la vida propia, entonces hay que acatar las medidas emitidas por el cabildo y por el presidente municipal en el sentido de prevalecer y garantizar la salud pública”, abundó Alavés.

Por otra parte, también destacó que, si bien esta cancelación de espacios representa una limitante para los vendedores, la afectación no será tan fuerte debido a que “la mayoría de ellos tiene sus espacios en el interior del mercado; algunos otros son de algún otro mercado que está dentro del municipio o de municipios conurbados”, situación que les permitirá continuar con sus ventas.

Es por esta razón que no dudó en afirmar que “la economía va a seguir activa, únicamente estamos restringiendo el incremento de los espacios; sin embargo, eso no impide que los productos sigan llegando al interior del mercado”.

Responsabilidad compartida

Respecto a la situación en el Mercado de Abasto no solo por la temporada de Muertos, la administradora exhortó a la ciudadanía a acudir al centro comercial de manera responsable y colaborar con los protocolos que los locatarios en conjunto con las autoridades del inmueble han establecido.

“La mayoría de los comerciantes usa el cubrebocas, tiene el gel antibacterial, seguimos con los recipientes de agua para que puedan no solamente los comerciantes, sino también los ciudadanos hacer uso del lavado frecuente de manos; que asistan de una forma responsable al mercado, usando el cubrebocas, evitando aglomeraciones, porque en la medida en que ellos se cuiden, también nos van a cuidar a nosotros”, señaló.

240

espacios no se autorizaron, debido a la contingencia sanitaria

7

meses han pasado desde que la pandemia alcanzó a Oaxaca