Bloquean acceso a parque eólico y piden la renuncia de el representante

JUCHITÁN, Oaxaca.- Propietarios de tierras donde la empresa Eólica del Sur construyó el parque “Bii Niza” (vientos del sur), se manifestaron nuevamente contra la empresa para exigirle el pago por la limpieza de los llamados viales o caminos, utilizados para ingresar a las instalaciones.

Bloqueando el acceso a la subestación, los inconformes exigen que el representante de este parque, el más grande de América Latina, Ramón Cruz, asuma su responsabilidad y atienda éste y otros reclamos más o de lo contrario que renuncie, ya que solo ha mostrado su incapacidad para estar al frente de esta empresa.

El presidente del comité de los propietarios, Arturo Martínez, denunció que, desde hace tres años, la empresa ha estado operando comercialmente, y desde ese entonces existe un presupuesto para la limpieza de los caminos, utilizados para el mantenimiento de los aerogeneradores y la subestación eléctrica, que no se ha otorgado.

Dijo que, desde ese entonces, cada propietario de tierras realiza las labores de limpieza de las vialidades, en la parte que le corresponde, con el compromiso de que recibirán un pago por ello; sin embargo, desde el 2018 no han recibido nada, pese a que la empresa se ha comprometido a hacerlo.

“Estamos reclamando el pago, pues ya está terminando el ciclo 2020; pero los representantes de la empresa, están esperando que empiece el 2021 y con el presupuesto de ese año, quieren cubrir lo atrasado”.

Señaló que la deuda con los 182 propietarios de las tierras que conforman el polígono, asciende a poco más de dos millones de pesos. 

“Ahorita están utilizando al personal de vigilancia que controla los accesos al parque, limpiando los viales para justificar el trabajo para que ellos se repartan el dinero destinado a este rubro”.

Por otro lado, reveló que la empresa les proporcionó una tarjeta donde les depositan un “bono”, el cual pueden utilizar para adquirir productos o herramientas para el campo; pero la tienda autorizada (Ferretubos), no cuenta con lo que ellos necesitan.

“Nos quieren vender más caro; si en una tienda la tonelada de cemento cuesta tres mil 100 pesos, en la tienda autorizada te la dan en tres mil 700 pesos, eso es un robo descarado”, denunció.

182

propietarios de las tierras reclaman un adeudo de poco más de dos millones de pesos