Destapan que hay 545 niños migrantes que continúan separados de sus padres en EU

El Comercio/PerúEl Comercio/Perú

California.- Al menos 545 niños migrantes que fueron separados de sus padres y madres por el gobierno de Donald Trump entre 2017 y 2018 continúan de esta manera, ya que a la fecha sus familias no han podido ser localizadas por los abogados, dio a conocer este martes la asociación de derechos humanos American Civil Liberties Union (ACLU).

Así lo expone un documento presentado por la asociación civil ACLU y el Departamento de Justicia de Estados Unidos ante un tribunal federal de California, el cual señala que unas 2 mil 800 familias fueron separadas al atravesar la frontera estadounidense bajo la política de "cero tolerancia" impulsada por Trump en 2018, con la cual los migrantes fueron recluidos en prisiones.

Sin embargo, el gobierno admitió después que había a comenzado a separar familias desde 2017 como parte de un "programa piloto". En este periodo fueron separadas mas de mil familias, y antes de que un juez federal de California ordenara en junio de 2018 que fueran reunificadas, cientos de padres y madres (unos dos tercios del total) ya habían sido deportados sin sus hijos a sus países de origen en Centroamérica, denunciaron grupos defensores de migrantes y derechos civiles.

El motivo por el que las autoridades comenzaron a separar a los niños de sus padres fue una ley que prohíbe retener por más de 20 días a menores de edad en centros de detención. Y aunque muchas familias separadas bajo la política de "tolerancia cero" lograron reunirse, las autoridades determinaron que al menos otros mil 550 menores habían sido separados con el "programa piloto" seguían sin volver con sus familias.

Esto incluye a cientos de niñas y niños que fueron separados de sus padres entre julio y noviembre de 2017, antes de que el programa fuera oficial, es decir, sin ningún tipo de anuncio por parte de las autoridades de Estados Unidos.

Es crucial que se determine en la medida de lo posible quién fue el responsable de esta práctica horrible, sin perder de vista el hecho de que cientos de familia todavía no han sido localizadas y siguen separadas", expuso Lee Gelernt, subdirector del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes en ACLU.

Desde junio de 2018 grupos de voluntarios han realizado viajes a Guatemala y Honduras con el objetivo de identificar y localizar a los padres y madres deportados sin sus hijos.

La gente pregunta cuándo encontraremos a todas estas familias y, lamentablemente, no puedo dar una respuesta. Simplemente no lo sé. Pero no dejaremos de buscar hasta que hayamos encontrado cada una de esas familias, no importa el tiempo que tome.

Un comité designado por los tribunales para reunir las familias logró localizar a los padres de 485 menores, sin embargo, todavía quedan otros 545 niños y niñas migrantes que continúan lejos de sus padres, quienes probablemente están en sus países de origen, señaló ACLU.

La trágica realidad es que cientos de padres fueron deportados a América Central sin sus hijos, que se quedaron aquí con familias adoptivas o parientes lejanos", añadió Gelernt.

La jueza federal Dolly Gee ordenó el pasado 26 de junio la liberación de los niños detenidos con sus padres en cárceles de migrantes de Estados Unidos, a la vez que denunció la detención prolongada de familias durante la pandemia.

La orden, que estableció como fecha límite para acatarse el 17 de julio, se aplicó a niños detenidos por más de 20 días en tres centros de detención en Texas y Pensilvania, los cuales son operados por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de EU, pero la orden no aplicaba para los padres también detenidos.