Hospitalizan al Obispo Lona Reyes; lo reportan como grave pero estable

El Obispo Emérito de la Diócesis de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes fue internado ayer en el Hospital Médica Azul de la Ciudad Cooperativa Cruz Azul Lagunas, por las complicaciones en su estado de salud.

“Está grave, pero estable”, dijo un allegado del religioso.

Según informes, el llamado Obispo de los Pobres fue ingresado al área de atención del coronavirus COVID-19 del nosocomio por presentar un cuadro de neumonía grave.

“Los médicos están por practicarle la prueba para detectar si está contagiado”, asentó.

Además, el Obispo, quizá el último seguidor de la Opción Preferencial por los Pobres, presenta una infección en el codo izquierdo, que se complicó por su diabetes.

Aparte de esto, Lona Reyes sufre de hernias discales, una patología degenerativa de la columna vertebral, a causa de su edad.

Ante esta situación, sacerdotes y amigos del obispo emérito de la Diócesis de Tehuantepec convocaron a los creyentes a orar por la recuperación de su salud.

Lona Reyes, nació el 1 de noviembre de 1925 en Aguascalientes. Fue ordenado sacerdote el 15 de agosto de 1952 y consagrado obispo de la Diócesis de Tehuantepec, el 15 de agosto de 1971, por el obispo emérito de la Diócesis de Huejutla, Manuel Jerónimo Yerena y Camarena, por proceder de esa jurisdicción eclesial.

Fue en la Diócesis de Huejutla, donde conoció e inició una relación pastoral de varios años con el entonces obispo titular, Bartolomé Carrasco Briseño –posteriormente quinto Arzobispo de Antequera-Oaxaca–, quien lo nombró delegado episcopal Ad Universitatem Causarum (para todos los casos), al ocupar la rectoría del Seminario Mexicano en Roma, a partir del 5 de septiembre de 1967.

Abrazó la Opción Preferencial por los Pobres surgida del Concilio Vaticano Segundo y así, se ha dedicado por completo a los pueblos indígenas mixteco, zapoteco, chontal, mixe, huave, zoque, mazateco y chinanteco, así como a los mestizos de la Diócesis de Tehuantepec.