Canteros de Oaxaca agonizan económicamente ante pandemia

Algunos han revestido importantes edificios de la Verde Antequera

MAGDALENA APASCO, Etla, Oaxaca.- La plazuela de la iglesia Carmen Alto, el museo Rufino Tamayo, el cañón de la iglesia de San Pablo Huitzo, la reciente remodelación de las jardineras del zócalo capitalino y detalles en la casa del tenor Plácido Domingo, son algunos de los trabajos que están en la lista de la familia del cantero Gilberto Martínez Chávez.

A pesar de esta lista de grandes obras, el cantero actualmente está volviendo a recuperar el camino, pues la pandemia por la COVID-19 también afectó los pedidos de piezas; pero con la ayuda de su hijo Óscar Martínez, han ido innovando en cuanto a diversos trabajos.

El gusto y talento por hacer “detalles en cantera”, como él lo llama, se ha ido compartiendo por cuatro generaciones en su familia, donde la calidad y dedicación con cada pieza les ha permitido recorrer la república, dejando un pedazo de Oaxaca en plazas, edificios y casas.

Actualmente, junto con su hijo, se están dedicando a plasmar su técnica en nuevos materiales como el mármol y el ónix que también se extraen de las minas de Magdalena Apasco; no obstante, muchas personas desconocen que Oaxaca es rico con esta materia prima.

Disminuyeron empleos

Óscar relata que antes de la pandemia tenían trabajos en hoteles y municipios que querían restaurar sus edificios y los llamaban; no obstante, actualmente están parados porque no cuentan con el ingreso.

Por ello, varias personas de Magdalena Apasco y que se dedican a la cantería tuvieron que buscar trabajos alternos, por la falta de trabajo; además de que señaló que los más afectados fueron las personas que trabajan en las minas, pues ya no podían vender la misma cantidad.

“En la cantería hay desde las personas que extraen los bloques, los choferes que cargan el bloque al taller, los que la procesan para cortarla, los canteros que hacen las figuras y las personas que van a instalarla. Es una cadena larga y tratamos de mantenerlos a todos, principalmente a los que llevan años con nosotros”, destaca.

Actualmente son ocho los trabajadores que están en el taller de Óscar y Gilberto que no sólo son pobladores de Magdalena Apasco, sino también de otras comunidades aledañas, ya que se han acercado por el gusto de aprender a hacer arte con la cantera.

“Muchos trabajadores van a otros talleres, pero ahorita pocos son los que tuvieron pedidos grandes, la mayoría fueron pequeños o estamos preparando piezas para vender cuando esto mejore”, comparte don Gilberto.

Afirmó que hubo otras ocasiones en las que también se vieron afectados en su trabajo como es el caso del conflicto magisterial del 2006, pero también en otros años donde tuvieron que cambiar de giro y vender pan para tener un ingreso diario en su hogar.

Productos de calidad y originales para el turismo

Por su parte, Óscar comparte que durante la contingencia sanitaria ha tocado puertas en galerías, dependencias de gobierno y expos para dar a conocer nuevos productos de cantera que está realizando.

Señala que le han dado la oportunidad de exponer sus piezas y ha conocido personas que están interesadas en comprar su trabajo, debido a la innovación de los acabados, como tableros de ajedrez de cantera, lavabos, entre otros.

Asimismo, relata que se está organizando con otras personas para hacer recorridos a turistas en la mina y en su taller para mostrar algo diferente al mundo, por lo que está creando llaveros, portarretratos y piezas pequeñas para que las personas se las puedan llevar.

Aunque aún no tiene fecha para comenzar estos recorridos, don Gilberto y su hijo Óscar afirmaron que ya están listos para recibir a las personas interesadas en conocer más sobre la cantera y de su trabajo que han realizado tanto ellos como sus descendientes por varios años.

Denominación de origen de la cantera amarilla

Los canteros señalan que aunque muchas personas conocen la cantera verde, material utilizado en la mayoría de las edificaciones del Centro Histórico de la capital, en Magdalena Apasco se puede encontrar cantera amarilla y la cual recientemente se consiguió proteger, gracias a la denominación de origen.

Afirman que gracias a esto, más personas podrán conocer su municipio y el trabajo de alrededor de 30 talleres que hay en Magdalena Apasco, además de que puede abrir un mercado a nivel nacional o mundial.

“Nosotros mandamos cantera a otros estados y queremos que diga que es de Magdalena Apasco y esperamos que esta denominación nos beneficie mucho”, estima don Gilberto.

Asimismo, resalta que con esta denominación las personas sabrán que esta cantera es original y cuenta con las cualidades que la caracteriza, como la duración, el acabado, colores y olores que carecen algunas copias que se venden en tiendas comerciales.

¿Dónde encontrar a don Gilberto?

Redes sociales: Detalles en Cantera

Teléfono: 951 457 35 26

Dirección: Galeana S/N Magdalena Apasco, Etla, Oaxaca.

30

talleres de canteros hay en Magdalena Apasco

4

generaciones de la familia Martínez se han dedicado a crear piezas con cantera