Cafetaleros de Chiapas alió victorioso de un duelo complicado

CortesíaCortesía

CortesíaCortesía

CortesíaCortesía

El fútbol no había sido justo con cafetaleros de Chiapas, pues después del gran debut en casa, dos empates y una suspensión pusieron a los dirigidos por Miguel Ángel Casanova lejos de donde pretende estar; sin embargo, este domingo el “aromático” dio un golpe de autoridad en la mesa, después de golear a Azores Hidalgo en duelo correspondiente a la jornada cinco del torneo en la Liga Premier.

Le salió el guión a los chiapanecos, pues luego de 45 minutos en los que le costó adaptarse a la cancha y buscar hacer daño, Casanova Díaz le movió al once inicial y puso en la cancha a gente de ataque, con el ingreso de Osvaldo Ramírez y Roberto Carlos Meneses, con quienes tuvo más presencia y de inmediato encontrando recompensa.

Después de un tiro de esquina, el balón quedó en el aire, vino un recentro con la cabeza y aprovechó Osvaldo Ramírez para tenderse de palomita y abrir el marcador; era justo lo que necesitaba Cafetaleros, que tendió la trampa y Azores cayó redondito.

Roberto Carlos Meneses asistió en presión, recuperó el balón y solo cuatro minutos después de tomar ventaja, condujo con velocidad, vio el movimiento de Aldo Monzonis y le filtró preciso pase para que se quedara frente al portero; sin embargo, Monzonis cedió a la llegada de Iván Cueto, que empujó la pelota. Gran contragolpe que ponía a Cafetaleros con mayor confianza en la cancha.

Y repitieron la dosis, de nuevo por la banda derecha, al minuto 60, cuando Meneses volvió a tener una galopada conduciendo el balón, avanzó y con ventaja, ingresó al área, donde fue derribado; el árbitro sentenció penal y el encargado de cobrar fue Aldo Monzonis, que cobró eficiente y aumentó la ventaja, lapidario tres goles a cero que lucía definitivo.

Cafetaleros no se conformó, siguió armando contragolpes ante un desesperado rival; bastó con hacer presión alta para que Osvaldo Ramírez pusiera nervioso al central, le robó la pelota y vio a Fabrizio Díaz que entró como bala por izquierda, le cedió el balón y a cobrar. Cuatro goles a cero, cuatro puntos y el invicto que se mantiene para los de blanco y oro, que vuelven a casa para preparar el duelo reprogramado ante Zitácuaro, programado para el próximo jueves a las 16:00 horas en el Víctor Manuel Reyna.

Pudo ser peor, hubo opciones pero ya no hubo más, el central sentenció el final del encuentro y Cafetaleros salió victorioso de un duelo complicado.